Archive for the ‘Economía Frutas y hortalizas’ category

Historia de Cacho Castro: tener una oportunidad

abril 30, 2012

EN BUSCA DE UN MERCADO POPULAR Y FEDERAL

“Para tener una oportunidad hay que empezar por el compromiso y la organización”

Cacho Castro es de una cooperativa mendocina que abastece con frutas y verduras al Mercado Popular chubutense. Y su unión, es el punto de partida para que Mendoza y Chubut puedan replicar su sistema de intercambio de la Economía Social a más lugares del país. La idea es federalizar la experiencia. Conoce la historia de Cacho y el vínculo entre ambas provincias.

Cuando muchos trabajadores deciden intercambiar productos, experiencias y emprendimientos en el marco de la economía social, todo se vuelve más fácil e integrador para los consumidores y para quien vive en ese territorio ya más justo. Empieza a existir un compromiso entre todos.

Cuando ese movimiento de trabajadores busca ser federal, está buscando que ese precio justo, esa sustentabilidad productiva y esa soberanía alimentaria llegue a más sectores del país y se vuelva una especie de espada que ajusticie los crudos precios que muchas veces paga el trabajador para poder poner un plato de comida en su mesa.

En el mes de marzo de este año, Mendoza y Chubut empezaron a pensar la posibilidad de ser la punta de esa filosa espada bajo una consigna que es abrumadora: garantizar la soberanía alimentaria juntos. Trabajar juntos. Empezar a pensar la federalización de los Mercados Populares como experiencias genuinas del territorio que todos los habitantes argentinos merecen conocer y ser parte. Una provincia empezó a abastecer de verduras, frutas y compromiso a la otra. Empezó a ser más grande el Mercado Popular.

Carlos Castro es miembro de la Cooperativa de Agricultores Familiares y la Economía Social (COPAFES) que trabaja desde 2008 en Mendoza. COPAFES es una cooperativa de agricultura familiar. La mayoría de sus integrantes están en Guaymallén, Lavalle, Maipú, Godoy Cruz y Tunuyán.

Cacho, como todos le dicen, tiene 50 años y es padre de 5 hijos. Toda la vida fue productor y tiene una huerta enorme en su casa en Lavalle. Viene de familia de viñateros. Quedó huérfano a los 17 años y junto a su único hermano tuvo que salir a pelearla. Dice con orgullo que sus hijos “le salieron buenos”: dos son profesoras, dos son carpinteros y su hija menor estudia para farmacéutica. También, cuanta con orgullo que la cooperativa que preside tiene hoy más de 50 productores en toda la provincia.

Cacho, junto a referentes de MOCARA, Joanna Peralta, Vanesa Curiel y Pablo Hualpa.

Quién le iba a decir a Cacho que en el mes de marzo, hace tan poco, le iban a proponer: “la idea es que ustedes se transformen en nuestros proveedores”. COPAFES Y MOCARA trabajan juntos desde aquella gloriosa frase. COPAFES lleva hasta el sur verduras frescas, frutas y productos mendocinos para que les llegue a los chubutenses al mismo precio que lo venden los productores, allá, en Mendoza. De hecho, COPAFES comenzó su camino ayudando.

“Empezamos a trabajar con una empresa recuperada de salsa de tomate en Guaymallén, Mendoza. Nosotros les dimos materias primas para que ellos puedan elaborar las salsas de tomate. Les llevamos 600 mil kilos de tomate. Encima era a pagar en cuotas y como podían, ni ellos lo podían creer”, cuenta Cacho.

Es por esto que Cacho dice que su historia, la de su Cooperativa, es la historia de “pequeños productores de base que decidieron unirse” porque, según cuenta él con una metáfora, antes trabajaban sin organización: “era como una especie de concubinato. Estábamos juntos pero sin papeles”, aclara. Hasta que allá por el 2008, un grupo dio fin a esa situación y se unieron bajo COPAFES.

Cacho Castro y Pablo Hualpa sintetizan el trabajo mancomunado entre las organizaciones sociales y el Estado.

La idea de MOCARA junto a COPAFES es que puedan ponerse en contacto sus productos directamente con todos los consumidores de Chubut, eliminando la intermediación comercial que ahoga los costos de cualquier organización que intente asomar la cabeza.

MOCARA se convierte así en un nuevo canal de comercialización para todos aquellos productores, pequeños y medianos, que intercambian sus productos bajo el gran y contenedor paraguas de la economía social.

Se descargaron casi 23 kilos de frutas y verduras de varias localidades de Mendoza.

“Yo mismo quise venir a Comodoro. Vine solamente con el camionero y desde Lavalle donde vivo hasta Comodoro tengo 3.200 kmts, pero no me importa. Salí de allá hace varios días y fuimos pasando por distintos lugares para hacer la carga. En el camión trajimos 22 mil kilos, entre verduras y frutas. Es una gran satisfacción ver cómo se vende todo y ayudar, por eso me quedo y vengo”, sostiene.

Para Cacho, el principal cometido actual del Mercado Popular es “optimizar mejor los precios” y poder empezar a “valorar más el trabajo en cooperativas para que todos ganen y pueden vivir mejor”. “La idea fundamental parte de que tengamos un compromiso porque para tener una oportunidad hay que empezar por el compromiso, la organización y la confianza entre todos”, concluye Cacho.

Anuncios

Frutas y hortalizas cuestan menos sostiene el Instituto de Desarrollo Rural de Mendoza

enero 5, 2012

Los mendocinos compran frutas y hortalizas a bajos precios, según el Instituto de Desarrollo Rural
Estos productos de temporada pueden ser consumidos a costos accesibles. Entre ellos se encuentra la cereza, el durazno, damasco, ciruela, la papa y la zanahoria, agrega la institución
Durante diciembre, un mes con abundante oferta de frutas y hortalizas, se registró una significativa baja en los productos locales, lo que le permite al consumidor acceder a ellos a muy buenos precios, sostiene el IDR
Según un informe realizado en base a los precios de los mercados mayoristas de Guaymallén y el Acceso Este por el equipo de Desarrollo de Mercados del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), muchas frutas y hortalizas de estación registraron un significativo descenso en sus precios. Esto permite que los consumidores puedan acceder a excelentes productos, de producción local, a un bajo costo.
Entre las frutas que más disminuyeron sus precios, se encuentran las de carozo como cereza, durazno, damasco y ciruela. En tanto, entre las hortalizas se puede destacar papa, ajo y zanahoria, entre otras.
Con respecto a la papa, de variedad spunta, que se produce en la zona norte de Mendoza, los analistas del IDR indicaron que el costo al público de la misma, disminuyó un 30% entre noviembre y diciembre de 2011. El precio de la ristra de 50 bulbos de ajo, morado o chino, de primera calidad, disminuyó un 15%. Mientras que, la zanahoria Chantenay, procedente del Valle de Uco, manifestó una tendencia en baja del 11% en el mismo periodo.
Otros productos cuya época óptima de producción es la estival, son el pimiento tipo cuatro cascos verde, y la sandía y el melón. Con respecto al primero de los productos, un cajón de 10 kilos, se comercializó en diciembre entre $45 y $50, mostrando una baja en su precio del 20% con respecto a noviembre de 2011.
En el caso de la sandía Crimson, en diciembre se comercializó a $1 el kilo. En tanot, el melón Rocío de Miel, que se produce en la provincia, tuvo un costo promedio de $30 el cajón, que contiene entre seis y siete unidades de tamaño mediano, de primera calidad.
En tanto, las hortalizas de hoja, como la espinaca, se encuentra en una época desfavorable para su producción, por lo que baja su calidad y se eleva su precio. El precio de la jaula promedio, de 8 kilos, es de $50. Un caso similar se puede observar con la banana y la manzana.
Por otra parte, en diciembre se encuentra a pleno la temporada de las frutas de carozo, lo que ocasiona una gran oferta de las mismas a precios accesibles.
Entre los productos mendocinos que se encuentran en esta categoría, se destacan el durazno Flavor Crest, Kurakata y June Gold, entre otros. También se deben destacar el damasco Tilton, la cereza bing y la ciruela Santa Rosa.
Es de destacar que el consumo habitual de frutas y hortalizas no sólo aporta nutrientes al organismo, es beneficioso para la salud, sino que también brinda energías al y permite mantener una dieta sana.