Alergénicos y huellas de carbono

Negocios & Economía

Temen que medidas para

el vino sean proteccionistas

En el INV consideran que disposiciones que se adoptan para los alergénicos, por ejemplo, son en realidad trabas paraarancelarias.
26-04-2009

Luis Gregorio
lgregorio@diariouno.net.ar

En el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) temen que disposiciones, algunas de tipo ambientalista, que se analizan en órganos internacionales del sector escondan, en realidad, medidas proteccionistas o paraaracelarias.

Para el presidente del INV, Guillermo García, es mucha coincidencia que en dos recientes reuniones de entes mundiales, la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) y el Grupo Mundial de Comercio del Vino (GMCV), se plantearon aspectos técnicos que en realidad perseguirían un fin comercial. “Se aumentan límites para que un producto pueda llegar al consumidor. Pero se lo haría sin ningún rigor, restringiendo el ingreso del artículo a determinado país o región”, dijo.

En el caso del encuentro del GMCV, que integran Estados Unidos, Australia, Argentina, Chile, Canadá y Sudáfrica, se presentaron prioridades para el acuerdo sobre etiquetado en donde se anuncian importantes condicionamientos.

La gerente de temas técnicos internacionales del INV, Cristina Pandolfi, que asistió a las reuniones del GMCV, en Bruselas, informó que entre esas prioridades figuran la huella del carbono, la sustentabilidad de la producción, los pictogramas en la presentación de los envases y el etiquetado plurilingüe.

En el primer caso, ocurre que el carbono, en forma de óxido, se ha convertido en el nuevo mal público. El dióxido de carbono o anhídrido carbónico (CO2) es necesario pero en exceso altera el clima al potenciar el efecto invernadero. La huella de carbono se refiere a la cantidad de emisiones que recaen sobre una empresa o una persona al fabricar o consumir un producto.Y como casi todo deja su huella, ahora se mide el CO2 implicado en la vida cotidiana. En el caso de los alimentos, se evalúa, por ejemplo, cuánto combustible se ha quemado para transportar el producto que se consume. Esto repercute negativamente, en el mundo, en la producción del Sur.

Con respecto a los pictogramas, se apuntaría a dar información vinculada con la salud para los sectores de consumidores menos instruidos y en diferentes idiomas.

En la reunión en París de la OIV –que lideran países europeos–, a la que asistieron García y técnicos del organismo, encabezados por Claudia Quini, también se puso el acento en temas como los tratados en Bruselas. Además se vio la cuestión de los alérgenos. Un grupo de trabajo formado por Italia, Francia y Alemania subrayó la necesidad de investigaciones para minimizar o eliminar la presencia de alérgenos en los productos vitivinícolas.

Los alérgenos son componentes que pueden afectar a las personas alérgicas. A partir del 31 de mayo, la Unión Europea obligará a que se identifiquen los componentes en las botellas de vino que puedan causar alergias. Las etiquetas deberán determinar, por ejemplo, si el vino contiene caseína o albúmina –considerados alergénicos– en una forma que sea comprensible para el consumidor y en el idioma de su país.

Estos aspectos hacen aumentar los costos considerablemente; además se deberá invertir en equipamiento. El ingreso de vinos argentinos podría verse restringido.“Por eso hay que estar informados y, a su vez, alertas”, dijo García.

Un nuevo vino de alta gama

Bodegas La Rosa presenta una nueva creación dentro de los vinos de alta gama. CXV Cientoquince Blanco cosecha 2008
Es un blend con una estructura que armoniza 50porciento de Chardonnay, 35porciento de Viognier y 15porciento de Sauvignon Blanc. Fermentado durante seis meses en barricas de roble francés, le otorga al vino un sabor equilibrado, de buen cuerpo y elegante persistencia. Su color es amarillo claro vibrante, con tonalidades verdes y combina aromas a hierbas, vainilla y frutas como manzanas, duraznos y damascos.

Excelente para acompañar frutos de mar, mariscos y carnes blancas. Encuentra su punto justo a una temperatura de 12°C. Potencial de guarda, 5 años. Precio sugerido de venta, $80.

Villa Rosa, enoturismo y menú temático

Continuando con su tarea en favor del enoturismo, Bodegas de Argentina reunió a empresarios, dirigentes hoteleros y periodistas en Villa Rosa, Luján de Cuyo, en los viñedos de la bodega Viniterra.

El presidente de Bodegas de Argentina, Ángel Vespa, destacó la labor que se realiza en el turismo del vino, mientras que el titular de Viniterra, Adriano Senetiner, agradeció la presencia de los visitantes, entre ellos miembros de la Cámara de Hotelería de Mendoza.

Villa Rosa, cuya dueña de casa es Cecilia Zunino de Senetiner, se encuentra en la ruta 86, cercana a Ugarteche, y es un sitio ideal –con laguna incluida– para desprenderse de la actividad urbana y entrar en contacto con la naturaleza. Allí se realizan reuniones empresariales y distintos programas (para un mínimo de 6 personas) que incluye almuerzos y cenas gourmet, programas de cosecha en la huerta orgánica que posee la finca, cocina temática, masaje andino, un programa exclusivo que combina técnicas de masoterapia con las propiedades naturales del vino y las hierbas de la empresa De Mi Campo. Por supuesto, los vinos que se degustan son de Viniterra.

Exigencias. Priorizan medidas para informar a los consumidores de vinos sobre alérgenos y huellas de carbono.

<!–

/* */

–>

Villa Rosa. Este bello lugar se encuentra en Luján de Cuyo. Sus viñedos son de Viniterra.

<!–

/* */

–>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: