EL TERRITORIO DEL PODER SE TRASLADÓ AL INDEPENDENCIA

Presentó la obra una combinación de cine, música, teatro y narración

territorio-del-poder

El 8° Festival de Provincial de Cine Mirada Oeste  concluyó con la obra  “Territorio del poder”, que tiene como protagonistas al reconocido actor  Leonardo Sbaraglia y al compositor de música Fernando Tarrés.

Debido al pronóstico de mal tiempo, el trabajo fue presentado en el teatro Independencia, a las 21.30, en el cierre del Festival; la entrada es libre y gratuita. En principio, la representación tenía prevista realizarse en la Isla del Lago del Parque General San Martín, pero los organizadores cambiaron de idea por cuestiones climáticas.  Por lo tanto fue a a la sala teatral mayor de Mendoza.

El territorio del poder propone un recorrido, oscuro y profundo por distintos hitos de la historia que van desnudando la naturaleza de la condición humana. La obra está organizada en distintos cuadros que tienen como protagonistas a personajes, lugares y acontecimientos de la historia, pero el hilo del guión es el mismo: el afán de poder y dominación.

Según publicó Página/12, El Territorio… es un conjunto de relatos sobre el poder  articulado a lo largo de la obra, en historias de todas las épocas, que reflejan ese concepto desde distintas aristas. Se trata de una pieza difícil de definir;  música, cine, teatro y narración oral que se conjugan al mismo nivel. Los músicos y el actor se enfocan en la sonoridad de la palabra y en el sentido de la música, entregándose a lo inesperado.

Tarrés dirige la puesta y se ocupa del arte visual y la intervención del sonido en tiempo real, acompañado por el trabajista Jerónimo Carmona y el violinista Damián Bolotin. Según la información, el espectáculo está basado en el pensamiento de Foucault,  la idea de que no somos dueños de nuestro propio cuerpo y estamos como encerrados por los diferentes mecanismos que el propio hombre fue construyendo en este sistema hasta la actualidad.

Leonardo Sbaraglia expresa con sutileza y maestría el equilibrio entre la lectura, el relato y la actuación en la interpretación de los textos, dijeron los comentaristas porteños.  Según él “la dinámica es ir contando cuentos al espectador, que por momentos tienen cierto distanciamiento y en otros se puede identificar”, esto es lo que envuelve al espectador en la trama.

El texto si bien pone en evidencia una faceta descarnada de la persona humana, es la obra la que rescata una beta de luz y optimismo, Sbaraglia es en escena, un hombre aferrado a los últimos vestigios de humanidad, que canta su canto esperanzado y nos devuelve la fuerza y la voluntad de creer en el hombre, que en definitiva es capaz también del heroísmo, de la virtud, de la búsqueda y la creación.

E.A. (CTMG)

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: