Dakar: abandonó un holandés y su buggy

Abandono holandésLos holandeses Tim y Tom Coronel, en Jujuy

San Salvador de Jujuy, 7 de enero de 2016 – “Perdón, amigos, pero no puedo solucionar este inconveniente”, es lo que decía en sus videos Tom Coronel a poco de empezar ayer la cuarta etapa del Rally Dakar. El holandés debió rendirse ante los persistentes problemas técnicos en su buggy, que lo aquejaron desde un principio. En este caso, el tema se agravó por el lado de la bomba de combustible, falla que le produjo un considerable retraso. Lo que tenía por delante era una sección tipo maratón, en la cual los coches entran en parque cerrado al finalizar la jornada y no pueden recibir asistencia mecánica durante dos días seguidos.

Eran 429 kilómetros con ida y vuelta a Jujuy, con la salvedad de que anoche se establecía régimen de parque cerrado. Los participantes tenían que llegar allí sin ayuda externa y salir también del mismo modo, lo cual dejó a Tom sin escapatoria.

El piloto de Maxxis Dakar Team comentó decepcionado: “Todos han trabajado arduamente para que el buggy funcione bien, pero la realidad es que tengo que detenerme cada pocos kilómetros por este problema. Lo peor es que, reglamentariamente, estamos ahora en etapas en las que no me pueden remolcar y en las que al terminar el día tampoco se puede trabajar sobre los coches. No tuve más remedio que desertar. Estoy apenado, pero así es el Dakar”. Coronel había recorrido solo 25 kilómetros antes de quedar a la vera del camino otra vez.

Por el lado de Tim, en cambio, hay motivos para festejar. Los percances que él venía sufriendo sí desaparecieron durante la Etapa 3, permitiéndole concluir 64° (y cuarto mejor competidor de origen holandés). Además, él y su propia escuadra celebraron su participación N°100 en etapas de este rally Cross-Country mundialmente famoso. Terminada la actividad, el volante de la máquina 347 se sentó a repasar su libro de ruta ante la imposibilidad de tocar su medio mecánico.

La quinta etapa representa la segunda parte del esquema maratón y se traslada de Jujuy a Uyuni, pasando así a suelo boliviano tras 642 kilómetros, 327 de los cuales son especiales de velocidad.

Información y Foto: Juan Cruz Mathus

 

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: