Incendio en aserradero de Las Heras: “Hubo un fuerte compromiso de los bomberos”

“Ser voluntario para mí es una de las cosas más lindas que me han pasado”

incendio Las Heras
Incendio en Las Heras, hace una semana. Foto: José Gutiérrez/Los Andes/Internet/Gentileza

Julián Paura es un joven mendocino, de veinte años, que colabora con la Unidad de Bomberos Voluntarios del departamento de Las Heras. Comenzó como cadete, y luego logró su cometido, desempañarse como bombero. Hoy, motivado por su padre quien es bombero voluntario hacen más de 15 años, lleva 5 años trabajando para la comunidad. En una charla íntima compartió su experiencia como bombero voluntario, y el compromiso social que conlleva. Además, relató la odisea que se vivió en el aserradero del Barrio Espejo, de Las Heras, con el incendio de gran magnitud que se produjo hace poco más de una semana.
– ¿Hace cuánto trabajas como bombero voluntario?
– Unos 5 años, 3 como cadete y 2 como bombero.
– ¿En que departamento te desempeñas como bombero voluntario?
– Actualmente estoy en los bomberos voluntarios del departamento de Las Heras.
– ¿Qué fue lo que te motivo a ingresar al cuartel?
– Mi padre es bombero hace más de 15 años, no sabría decirte con exactitud cuantos, pero en fin el fue la persona que me transmitió esta vocación.
– ¿Qué significa para vos ser voluntario?
– Ser voluntario para mí es una de las cosas más lindas que me han pasado, es poder devolver algo a la comunidad, ayudar a las personas en los que más lo necesitan en los peores momentos de sus vidas y poder salir adelante. Es algo que al final del día me deja satisfecho.
Estando como voluntario en el cuartel, ¿Cuál fue el incendio de mayor magnitud que has presenciado?
– Recuerdo que hace 2 años en la zona industrial de Las Heras se incendió una fábrica de reciclaje de plásticos. Era de grandes dimensiones, una cuadra más o menos abarcaba, y debido al plástico y otros compuestos que utilizaban en la fábrica el incendio se volvió incontrolable e inestable. Por minutos habían explosiones por el acetileno que había en la planta. Gracias al buen trabajo de los bomberos solo se produjeron pérdidas, si bien totales, sólo materiales en la fábrica. No se registró ningún herido.
– En el departamento de Las Heras, hace poco más de una semana se produjo un incendio de gran escala ¿Tuviste la oportunidad de ser parte del equipo que llevó a cabo la acción paliativa para apagar las llamas?
– Sí, tuve la oportunidad de acudir al siniestro como apoyo de la primera dotación. Acudí al llamado a las 19:30, yo estaba en mi hogar y al escuchar la palabra aserradero ya sabía lo que me esperaba. Así que, sin dudar, rápidamente salí en mi vehículo acompañado de mi padre y teniendo en mente que me esperaba un arduo trabajo.
– ¿Qué podes contarnos respecto del incendio del aserradero, en el barrio Espejo de Las Heras?
– Apenas llegamos pude apreciar, ya con mi equipo de protección personal colocado, un gran despliegue policial, además del colosal incendio que se podía divisar a más de 20 cuadras. Llegamos y nos pusimos al mando del encargado del operativo el señor Migliori, jefe del cuartel central de bomberos de Mendoza, el cual nos destinó a la entrada principal del aserradero. Ya se podía confirmar lo que me suponía, teníamos un predio completo de casi media cuadra repleto de madera machimbre y otros combustibles. Ya sabíamos que tratar de salvar el aserradero era casi imposible, por ende nuestra prioridad principal era controlar el incendio y tratar de que no se propague a las casas aledañas usando diferentes técnicas del manejo del agua.
– ¿Cuánto tiempo les tomó controlar el siniestro?
– Trabajamos toda la noche, mañana y tarde del día siguiente. La última llama se apagó a las 21 hs del día siguiente.
– ¿Tuvieron que llamar refuerzos?
– Sí, por la dimensión del incendio. Se colocaron 5 dotaciones de bomberos en los alrededores mojando y enfriando las casas que rodeaban el siniestro, acción que se efectuaba desde el techo de las casas y desde las calles. Ya una vez controlado el incendio desde sus alrededores solo quedaba arrinconar el fuego, esa era tarea de nosotros.
Las 4 dotaciones restantes, que estaban en la entrada, estaban encargadas de ir mermando poco a poco las llamas del incendio avanzando de a centímetros debido a que teníamos columnas de 20 metros de madera apilada. Trabajamos 9 dotaciones de bomberos: 1 de bomberos voluntarios de Godoy Cruz, 1 de Palmira, 1 de Guaymallén, 2 del cuartel central, 2 del Aeropuerto de Mendoza y 2 de Las Heras.
En este incendio quiero recalcar que hubo un fuerte compromiso de las personas que trabajaron en el lugar. Debido al humo nos dividimos, hacíamos tandas de 10 metros algunos luego entraba otro grupo de bomberos a trabajar. Sé que por razones de lejanía y problemas de comunicación no podemos estar en el lugar a los segundos de comenzado el incendio, pero créame que damos el 110% de todos para hacer el mejor trabajo cuando llegamos.
– ¿Qué opinas sobre el hecho de que haya un aserradero en esa zona urbana totalmente poblada?
– Y… está mal. La zona en donde está ubicado el aserradero, en lo que respecta a mi opinión, no es la ideal, ya que está rodeado de casas que en casos como este puede verse afectadas. Realmente creo que si no hubiésemos actuado rápido, las pérdidas hubieran sido peores.
– ¿Las perdidas fueron totales?
– Sí, claramente. Por las dimensiones del siniestro, las perdidas fueron totales en el aserradero. Totales en 2 viviendas colindantes y se registraron perdidas parciales en 4 casas más, que van desde vidrios rotos a puertas y ventanas chamuscadas.
– ¿Qué tipo de satisfacciones o retribución te da este oficio?
– A nivel personal me deja mucho. El saber que pude brindar ayuda a las personas que la necesitaban y poder hacer la diferencia. En el aserradero, por ejemplo, cuando salíamos había gente que nos traía agua, gaseosa, comida. Fue un lindo detalle que me puso contento. Son cosas que te llenan, indicadores de que estás haciendo las cosas bien.
– Si tuvieras que definir en una palabra o sentimiento la tarea de ser bombero voluntario, ¿Cuál elegirías?
– Creo que la palabra justa, para mí, sería amor. Porque es lo que le pongo cuando hago mi labor, amor y dedicación.

Ángeles Balderrama y Tamara Celam (CTMG)

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: