Mendoza, fútbol y violencia: otro bochorno más

hinchada-Godoy-Cruz-custodiada-Telam_A raíz de los incidentes de los hinchas locales, el partido entre Godoy Cruz y Racing Club fue suspendido cuando se jugaban 25 minutos del primer tiempo. El visitante ganaba 1-0.

Ayer, se vivió otra tarde bochornosa y vergonzosa para el fútbol argentino, cuando hinchas de Godoy Cruz tiraron piedras –pedazos de inodoros rotos de los baños- hacia los jugadores tanto del “Expreso” como de Racing Club, que obligaron a hacer suspender el partido, cuando ganaba la Academia por 1 a 0, con el gol de penal de Milito, en el marco de la fecha 22 del Torneo Primera División.

Ya se olía un clima muy tenso y conflictivo desde el sábado pasado, cuando un grupo de simpatizantes bodegueros se juntaron en la plaza Godoy Cruz y, desde ahí, fueron a la concentración, donde estaban alojados el cuerpo técnico y los jugadores, para exigir la renuncia del director técnico, Gabriel Heinze.

Antes de que comenzara el partido, en las inmediaciones del estadio Malvinas Argentinas, unos fanáticos tombinos que habían bajado de sus micros, empezaron a apedrear al colectivo que transportaba al equipo del “Gringo” Heinze y, por ende, la policía mendocina reaccionó reprimiendo a los inadaptados que estaban ocasionando estos incidentes. El camino hacia el Crycit estaba lleno de piedras y trozos, como si se tratara de un campo minado típico de una guerra,  pasto quemado por incendios, etc.

Hablando de fútbol, los 25 minutos que se jugaron mostraron a un equipo bodeguero carente de ideas, sin profundidad y, por momentos, arrastrándose dentro del campo de juego. Ya desde el arranque,  el Tomba comenzó mal el partido, cuando al primer minuto de juego, el árbitro del partido, Germán Delfino, cobró penal para el conjunto albiceleste, por un agarrón a Gastón Díaz. Diego Milito agarró la bola y no falló desde los 12 pasos, decretando la ventaja a favor de Racing. Luego, el partido fue cayendo en una meseta sin que hubieran situaciones de gol, hasta que a los 25 minutos, cuando Godoy Cruz estaba por tirar de un córner, una fracción de hinchas locales comenzaron a lanzar objetos contundentes hacia el campo, donde estaban los jugadores –estaban en el área grande cerca de la tribuna tombina- y que, de milagro, ninguno fue golpeado por estos trozos peligrosos. Delfino tuvo que parar el partido para que cesaran estos actos de barbarie y pidió a la policía controlar esta situación. La gente genuina repudió la actitud de estos delincuentes y tomaron la decisión de irse de la cancha. Luego de ver que los inadaptados siguieron tirando trozos rotos de los baños del estadio hacia los efectivos que combatían esta situación, el árbitro se vio obligado a suspender el partido.

Una vez más, la violencia le ganó al fútbol, mientras tanto otros políticos (con fines electorales) anuncian el regreso de los visitantes, pero esto demuestra que todavía no están dadas las condiciones para que regrese este público si no se puede controlar a los fanáticos locales.

Locamuz: “Godoy Cruz deberá hacerse cargo”

El Ministro de Deportes de Mendoza, Marcelo Locamuz, habló sobre los incidentes ocurridos en el partido entre Godoy Cruz y Racing Club, cuando gente inadaptada tiró piedras hacia el campo de juego.

En declaraciones a los medios, señaló que después de esto van a analizar qué hacer después de ver las roturas en el Malvinas y  piensa que el club recibirá una sanción ya que aduce que el patrimonio del estadio es de todos los mendocinos y lo cansa estas situaciones violentas.

Además, anticipó: “Nos vamos a sentar con Mansur (presidente de Godoy Cruz) para hablar del acuerdo firmado. Si alguien no cumple el contrato se vendrá una sanción”.

Manifestó que lo que ha sucedido no deja a sorprender a nadie ya que dice que ganan los que  no tienen que ganar, que son los violentos, y que, una vez más, se dieron el gusto de parar un partido.

También, sostuvo: “Es imposible prevenir lo que pasó. Primero porque ya había una antesala fuera del estadio donde hubo una batalla campal. Los mismos hinchas querían pegar a sus jugadores. Esa gente no ingresó al estadio, la gran mayoría fue detenida”.

Continuó que todo estaba preparado, ya que el 90% de la gente en el estadio quería ver el partido y que, por eso, se retiró del estadio “para no ser parte de esta locura”.

Con respecto a los agresores, el ministro argumentó: “Después de las imágenes de televisión y de los medios de prensa, la policía y el club, ya tienen identificados a los violentos. Los que tiraron piedras son pibes jóvenes. Claramente se tomarán acciones por parte de la policía y el club deberá responder, como seguramente la AFA lo hará sobre Godoy Cruz con algún tipo de sanción. En base a eso intervendremos nosotros cuya función es el desarrollo del fútbol y cuidar el patrimonio.

Al concluir, Locamuz no pudo ocultar su sensación ya que dijo que sentía impotencia y que los violentos siempre le ganan al fútbol.

Franco Cerroni (CTMG)

Foto: Telam/Internet

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: