Pasión no tiene nada que ver con la violencia de género

Por NAONI NAVARRO (CTMG)

Luego de la marcha Ni Una Menos sigue la concientización sobre la violencia de género en la Universidad Nacional de Cuyo

Ni una menos

En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales se realizó ayer una charla debate sobre violencia de género, titulada “Abordaje de la problemática de la Violencia de Género desde los Medios de Comunicación”. La reunión fue organizada por la Agrupación Hernández Arregui y contó con miembros de la Federación Argentina de Estudiantes de Comunicación (FAEC) y con la doctora en Ciencias Sociales, especialista en Género y Políticas Públicas, Valeria Fernández Hasan.
En el encuentro se habló de varios aspectos. Uno de ellos fue sobre los estereotipos que existen tanto en hombres como mujeres. El hombre que no cumple con el rótulo de fuerte, de macho, de poderoso, o el que llora, se lo cataloga como “mariquita o maricón”. Por otro lado, las mujeres que son domésticas deben ser, también, madres; pero las que no son domésticas, es decir, que trabajan o hacen actividades fuera de su casa, deben ser lindas, jóvenes, altas, flacas, y en muchos casos también blancas y rubias. “A estos estereotipos se les llama sentido común, pero en realidad es la ideología de las clases dominantes que imponen esta visión con el objetivo de vender”, dijo Fernández Hasan.
Otro punto que se trató fue que el amor o la pasión no tienen nada que ver con la violencia de género o el femicidio, entendiendo por este, según la Casa del Encuentro, como asesinato cometido por un hombre hacia una mujer a quien considera de su propiedad. De allí que el uso que suelen hacer los medios cuando hablan de “crimen pasional” no es correcto.
En la Argentina la ley 26.485 encierra a todas las modalidades o tipos de violencia de género contra las mujeres, no sólo la física o sexual, que son las más vistas por los medios, sino también psicológica, mediática, económica, obstétrica e institucional. Es en este punto en que la charla-debate hacia énfasis: visibilizar los casos, con ayuda de los medios de comunicación, pero sin esperar la muerte de las mujeres.
Por último, se citó el Decálogo para el Tratamiento Periodístico de la violencia contra la mujer, elaborado por Periodistas de Argentina en RED por una comunicación no sexista (RED PAR), en el que habla de que la violencia es un delito, y también una problemática socio-cultural que ataca a los derechos humanos. No son crímenes pasionales ya que estos no existen. También habla de que es necesario proteger la identidad de la víctima, no la del agresor, y cuidarla de los modos de nombrarla. No se debe justificar la violencia, es imprescindible chequear las fuentes, sobre todo las oficiales y es importante mantener el tema en agenda en todos sus aspectos. Además, es necesario el cuidado en las fotos, gráficos, imágenes o música en los medios de comunicación debido a que lo que estos muestran produce imitación en las personas. Finalmente, se debe incluir información o un teléfono de ayuda a las víctimas.

Conciencia y compromiso

La marcha, que ha sido una instancia fuerte para que se instale el tema, se realizó el 3 de junio último. Ni Una Menos fue una multitudinaria expresión a nivel nacional contra la violencia de género y el femicidio
En Mendoza, se concentró, a las 17, en el Km0 de la Ciudad de Mendoza y se marchó rumbo a la Legislatura en pedido de efectivización de las leyes.

A la convocatoria asistieron asociaciones, organizaciones sociales, de escuelas, directivos de la Universidad Nacional de Cuyo, hombres y mujeres, pero sobre todo los familiares y amigos de las victimas de la violencia de género y del femicidio.
Ilma Gilec, psicóloga y presidente de de la Fundación ACCIONAR, dijo: “Apoyar la marcha es una forma para que la sociedad tome conciencia ya que es un compromiso de todos. La familia debe replantearse la educación ya sea por la sobreprotección de las chicas, como por las diferencias que hay dentro de la misma familia entre los niños y las niñas, al igual que en la escuela”.
Pero también apoyaron agrupaciones políticas con sus dirigentes y candidatos. Diego Martínez Palau, candidato a vicegobernador por el Frente para la Victoria, aseguró que la mujer requiere de una política de Estado abordada por todos los partidos políticos. Por otro lado, Noelia Barbeito, candidata a gobernadora por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, destacó la hipocresía de mediáticos, políticos y de jueces, por las fotos que se sacaban de Ni Una Menos, cuando en realidad se necesita que se tomen medidas urgentes. Además, recalcó que se mantiene un presupuesto para la prevención y erradicación de la violencia de solo 80 centavos por mujer, y afirmó que el Estado es responsable de velar por las mujeres y es el que tiene que dar respuestas y tomar medidas mínimas y urgentes, que están al alcance de la mano, como refugios transitorios, viviendas y trabajo.
Las personas marcharon hacia la legislatura, al grito de Ni Una Menos, en donde se leyó un documento exigiendo presupuesto para la efectivización de las leyes, la creación de casa de refugio y la democratización de la Justicia. Al terminar este, se le dio fin a la convocatoria.
Ernesto Suarez, actor y director de teatro dijo: “Hemos salido a la calle mucha gente, muchos jóvenes, y no son señoras bien vestidas sino gente común, que trabaja, por un derecho humano”.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: