Pablo Aimar volvió a River después de casi 15 años

href=”https://findeblog5.files.wordpress.com/2015/06/aimar.jpg”>Aimar

En el partido de River Plate contra Rosario Central, fue noticia la vuelta a cancha del Payasito, el gran jugador que desde enero se encontraba en tratamiento para recuperarse de varias operaciones en su tobillo lastimado, quien jugó 19 minutos.

Pasaron 14 años, 5 meses y 11 días desde aquel día, aquel que muchos hinchas de River hubieran elegido que no pase. Desde ese momento, el 17 de diciembre de 2000, Pablo Aimar, el querido jugador riverplatense había dejado de jugar en el club que lo vio nacer y crecer como jugador. Pero por fin, después de tantos años, tantas idas y vueltas, tanto esfuerzo, pudo volver a la cancha con la banda roja cruzándole el pecho. Ayer, el 31 de mayo de 2015, el “Payasito” pudo jugar unos minutos con el club de Núñez y en el Monumental.
Desde el momento en que se supo que sería convocado para estar entre los concentrados para jugar contra Rosario Central, el público tuvo una razón más para comprar su entrada y asistir al estadio. En el minuto 70 de juego, con River ganando 1 a 0, Gallardo llamó a su ex compañero y ahora dirigido para que caliente al costado de la cancha y se prepare para entrar. En ese momento, el estadio completo ya estaba emocionado, nervioso, deseoso de verlo, al igual que estaba él. Pasaron unos minutos, donde el público ya se ponía ansioso porque pueda entrar y el árbitro no lo permitía todavía. Así, finalmente, en el minuto 75, Aimar ingresó a la cancha en lugar de Pisculichi, lleno de ilusiones y, según declaró luego, de nervios y emociones.
Pasó poco más de un minuto en cancha, y el payasito ya empezó a demostrar quién es. En la primer pelota que tocó, le tiró un “caño” a Gómez Andrade, el hombre que lo marcaría en la cancha. Así, pasaron los 19 minutos que le tocó jugar en su vuelta a River, y pudo ser lo que él y los hinchas esperaban, de los 17 pases que realizó, 16 llegaron a destino, un excelente número para poder mostrarse en un buen momento y dejar con grandes expectativas a todos. Igualmente, el solo verlo jugar de nuevo, luego de tanta tarea de recuperación, con operaciones de por medio, entrenamientos, y todo lo que requiere que un hombre de 35 años pueda volver a la cancha, ya era suficiente razón para que todos estén contentos. Algunos periodistas coincidían que no es necesario ser hincha de River para sentir la emoción que significaba su vuelta, porque todo el estadio gritaba por él y todos conocen su calidad, no solo en el club, sino en la selección nacional.
Una vez finalizado el partido, donde River Plate ganó por 2 goles contra 0, todos fueron a buscar al Payasito, para abrazarlo, felicitarlo, decirle algo. Así fue con los medios también, quienes fueron derecho a pedirle unas palabras. Allí, con la sonrisa de un pibe que debutaba en primera, pero con el cuerpo maltratado de toda una vida de fútbol, Aimar declaró que extrañaba jugar en el Monumental lleno: “Sentí todas sensaciones lindas. Ahogo, nervios, todo junto. Es difícil dejar de jugar porque extrañás todo esto”. Asimismo, contó cuánto deseaba esto: “Fue algo increíble. Quería que mis hijos vivieran esto, porque nunca me vieron jugar en el fútbol argentino. Soy consciente de la vida que llevé y por eso trato de disfrutarlo. Cumplí un sueño”. Bienvenido de vuelta, Payasito.

Sebastián Barrios (CTMG)

————————————————————————————-

Inmerecida victoria de River frente a Rosario Central

Fue por 2 a 0, en un partido que el conjunto canalla no mereció perder. Los goles del conjunto millonario fueron marcados por Teo Gutiérrez y Camilo Mayada.
Ayer desde las 18.15 hs se puso en marcha el partido más atractivo de la fecha. El inicio del partido fue una marca de lo que sería el partido en su totalidad, tanto River como Rosario propusieron un juego trabado en el medio campo.
Sin embargo el equipo conducido por el “Cacho” Coudet hacia un poco mejor las cosas, llegaba por las bandas pero le faltaba claridad a la hora de definir. Esa que tuvo el colombiano Teófilo Gutiérrez a los 13 minutos del primer tiempo y abrió el marcador tras un pase milimétrico de Pisculichi para que el Monumental grite gol. Con el resultado adverso los jugadores de la academia siguieron intentando.
Ya en el segundo tiempo con el ingreso de Gustavo Colman, que tomó los hilos del partido, para que su equipo pudiera remontar el partido. Mereció el empate pero la gran actuación de Barovero se lo impidió.
El partido llegaba a su fin, el muñeco Gallardo mando a la cancha a Aimar, luego de un largo tiempo de recuperación, el payasito fue ovacionado por todo el público todo era una fiesta y para culminarla, a los 44 minutos el uruguayo Mayada sello el 2do gol de la noche.

Gonzalo Escalante

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: