Barricas construidas en la cárcel: entregan a restaurantes

Guillermo García, Rodolfo Lafalla y el dueño de El PalenqueEl presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Guillermo García, y el ministro de Trabajo, Justicia y Gobierno de Mendoza,  Rodolfo Lafalla,  pusieron en marcha el Proyecto de Responsabilidad Social Compartida, en el marco del Programa de difusión del envase bag in box. Por este motivo, ya comenzó la entrega de las primeras barricas construidas en los talleres de los complejos penitenciarios Almafuerte y San Felipe, de la provincia de Mendoza, donde unos 80 internos, se encargan de hacer estos barriles que contendrán un envase bag in box que se obsequiará a los restaurantes del todo el país.

También participaron del encuentro la gerenta de Fiscalización del INV, Ing. Claudia Quini, el director del Servicio Penitenciario, Eduardo Orellana, la coordinadora del Proyecto por parte del INV,  Cristina Laferriere, el jefe de Unidad de Producción Penitenciaria, Juan Pablo Rodríguez; entre otras autoridades y representantes de las entidades vitivinícolas.

Durante el acto, las máximas autoridades entregaron el primer barril al dueño del restaurante El Palenque, ubicado en la Ciudad de Mendoza, donde se realizó el lanzamiento del Proyecto de Responsabilidad Social Compartida.

García agradeció el apoyo del Gobierno de la provincia de Mendoza y el Ministerio de Gobierno en este emprendimiento para el sector vitivinícola y comentó que “esta idea nació en Francia, cuando fuimos a ver el desarrollo del bag in box y nos encontramos con la novedad que el 40% de las góndolas estaban dominadas por este envase. Entonces establecimos el desafío de cómo llegar con el concepto de consumo responsable de un producto que es distinto y no se conoce en el mercado interno argentino y al mismo tiempo llamando la atención de la sociedad porque esto es tener detrás el vino por copa y además con el vino argentino que es un producto muy noble y de buena calidad”

“Surgió la idea de utilizar las barricas fuera de uso de las bodegas ya que tenemos, en la zona, una gran producción de material de roble que después es utilizada en otras actividades y así nació la posibilidad de unirnos al Ministerio de Gobierno y al Servicio Penitenciario de Mendoza y aprovechar la madera que no se utiliza para promover en los restaurantes y en las vinotecas el trabajo que hacen las personas privadas de la libertad. Entonces cumplimos un doble objetivo, por un lado, de nuestra parte colaborar, en la difusión de este nuevo producto para la vitivinicultura ya que tenemos serios problemas con la damajuana que pierde alrededor de cinco millones de litros anuales de consumo, por eso estamos empeñados en poder lograr que el bag in box sea una forma de llegar con más vino y menos envase a los distintos hogares argentinos. Este es un envase, que una vez abierto, dura treinta días y por lo tanto tiene una gran ventaja sobre la damajuana que es la conservación del producto durante un tiempo mucho más largo”

García agregó que “se cumplen todos los objetivos que eran colaborar con la sociedad porque gran parte del material de roble queda en poder de los talleres donde se fabrican las barricas y obviamente cuando convocamos a las entidades vitivinícolas para que nos acompañaran con la donación de las barricas recibimos el apoyo y cuando se lo planteamos al Gobierno de Mendoza también nos apoyaron y obviamente hemos recibido la colaboración del sector de transporte, de material de pintura, etc.”

“Ahora nos queda un trabajo tremendo que es la distribución por todos los restaurantes de la provincia de Mendoza y del resto del país porque tenemos la ardua tarea de distribuir 15.000 envases en la Argentina que difunden principalmente el vino argentino. Bebida nacional y del concepto de la solidaridad entre todos para contribuir en este caso a las personas privadas de la libertad” finalizó el presidente del INV.

García agregó que “el objetivo es que los restaurantes puedan conocer el bag in box que está desinado al vino por copas y muy asociado al consumo responsable de alcohol por lo que nuestra búsqueda tiene un triple objetivo, primero, dar valor agregado a una madera que no tiene ningún uso, en segundo lugar el valor que, como decía el ministro Lafalla, tiene poder ayudar a quienes están privados de su libertad y en este caso que puedan trabajar en los talleres mientras cumplen condena y por otro lado promover este envase que creemos que en la Argentina va a tener un gran rol en el espacio de los envases familiares, o para las reuniones de amigos, o los que sirven para el camping y el turismo. Por lo tanto nuestra tarea de promoción del bag in box se ve enmarcada en un concepto mucho más valioso que es que todos contribuyan para hacer, de este caso particular, una buena acción en términos sociales”

El ministro Rodolfo Lafalla manifestó: Siempre decimos que la persona privada de su libertad el único derecho que pierde es justamente ese, el de la libertad, por lo tanto todos los demás derechos se los tenemos que garantizar como el derecho a trabajar, educarse y tener una reinserción como corresponde y lo establece la ley y nuestra Constitución Nacional, por lo tanto para nosotros es un orgullo poder dar una mano, aunque sea pequeña, para llevar a cabo este tipo de trabajos con la industria vitivinícola, que más allá de que esté pasando un momento difícil hay que seguir trabajando para que esta industria siga siendo la industria madre y la que nos deja bien hacia afuera”

Lafalla destacó que “esta es forma de ir contagiando un Estado más solidario, más amigable, más componedor y donde el diálogo fue el instrumento que hemos tenido para generar una relación y vincularnos entre los distintos sectores que hoy estamos en este acto”

Proyecto

El Proyecto representa la confluencia de los esfuerzos de actores del sector privado vitivinícola y público, a través del INV y del Gobierno de Mendoza. El objetivo del Proyecto es la difusión del Bag in Box, mediante la entrega gratuita a restaurantes, de un barril de 10 litros, aproximadamente, que contiene un envase de ese tipo para la venta de vino por copa. Para ello, las bodegas donan las barricas de 225 litros que se encuentran fuera de uso. Luego, se trasladan hasta los talleres de los complejos penitenciarios Almafuerte y San Felipe, de la provincia de Mendoza, donde unos 80 internos, de cada barrica grande, obtendrán el barril que será obsequiado a restaurantes de todo el país para la venta de vino por copa.

Información y foto: Prensa INV

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: