WTCC: El holandés que más corrió

Coronel en ArgentinaCoronel Dakar 

El piloto holandés es el que cuenta con más participaciones en la historia del WTCC. Ha pasado buena parte del verano en Sudamérica, ya que antes de Termas corrió también el Rally Dakar. Coronel nos cuenta algunos aspectos de su campaña.

Tom, empezaste en la categoría casi en sus orígenes con Seat León y BMW 320. Desde 2014 conducís un Chevrolet Cruze TC1, ¿cuáles son las principales diferencias?

Bueno, estos coches son más exigentes porque van más rápido que los del reglamento anterior, tienen más carga aerodinámica y eso los asemeja un poco a los GT. También son más potentes que en el pasado en unos 80 caballos de fuerza, por lo cual en algunos circuitos somos hasta seis segundos más veloces. No obstante, extraño algunas cosas del BMW. Para mí, un verdadero auto de carreras debe ser tracción trasera y este es tracción delantera, con subvirancia y casi todo se siente distinto.

Te mantuviste muchos años en esta especialidad. ¿Es donde querés estar?

Diría que sí. El campeonato es competitivo, viajamos por todo el mundo, gran parte de los pilotos somos rivales en la pista pero amigos fuera de ella y todo eso me gusta, así que estoy contento con mi presente. El año pasado, en el circuito callejero de Marruecos, Mehdi Bennani me chocó muy fuerte y mi máquina quedó destrozada. A los pocos días, estábamos cenando juntos como si nada hubiera pasado. Ya cumplí mis 25 años en el deporte motor y siempre he querido ser abierto y extrovertido. Quizás no sea el mejor piloto del mundo, pero si analizo mi trayectoria me doy por satisfecho porque he llegado lejos. Me gusta la camaradería que hay actualmente en el WTCC. Por ejemplo, en 2013 le di algunos consejos a José María López relacionados a la puesta a punto del BMW 320. A su vez, mediante una llamada telefónica, me comuniqué con mi viejo amigo Norberto Fontana mientras él estaba regando su jardín en Arrecifes para que me contara algunos secretos de esta pista, ya que era nuestra primera vez aquí. Mediante un video en el que me mostraba un dibujo que hizo en papel, me devolvió la gentileza de algo similar que yo hice con él cuando se fue a Europa a participar en Fórmula Ford y luego cuando coincidimos en Japón con la Fórmula Nippon. Este año, unos días antes del Dakar, pasé en su casa un momento agradable en la pileta después de un asado increíble. La verdad es que disfruto mucho de esas situaciones amistosas.

¿Por qué motivo no has intentando antes seguir en categorías de fórmula o en GT?

Porque me gusta mucho el Turismo. Con estos vehículos, salen competencias explosivas que me dan mucho gusto. Siento que pertenezco aquí. Prefiero concentrarme en mi manejo, mientras que en GT uno comparte el volante con uno o más pilotos. Me agrada la gente que me rodea y el equipo del que formo parte.

¿Cómo empezaste en esto?

Estoy relacionado al automovilismo desde siempre. Mi abuelo fue un reconocido motociclista en Holanda, mi padre también fue piloto y, desde ya, mi hermano gemelo Tim cerca de mí en varios monoplazas y últimamente en las ediciones 2007 y 2014 del Rally Dakar que hemos largado en equipo con sendos buggies. Hasta mi esposa, Paulien Zwart, llegó al Campeonato Europeo de Turismo no hace tantos años, mientras que mi suegro Klaas es dueño de una fábrica de autos deportivos muy artesanales en nuestro país que se llama Ascari. Con semejante entorno, ¡se imaginarán que en casa hablamos mucho de coches y poco de política!

Ya que mencionaste haber cumplido tu aniversario de plata como piloto, ¿por cuántos años más veremos a Tom Coronel al volante?

No lo sé, pero ¡quizás por otros 25! A mí esto me encanta. Lo haré mientras pueda. Yo siempre digo que si a mí vida le quitan la  posibilidad de correr, me comería las uñas o me afectaría la ansiedad. Me encanta organizar mis cuestiones personalmente, soy el único que hace videos para las redes sociales y trato de generar material que le guste a mis seguidores. Otros ejemplos: en Spa-Francorchamps 2014, subí al podio con mi hijo pequeño y mis seguidores me comentaban que eso estuvo muy lindo incluso cuando fue espontáneo y no preparado. No sabía que terminaría en el podio. En Moscú, clasifiqué muy mal y yo estaba muy enojado con el auto y con todo. Mi cámara a bordo filmó mis emociones de ese instante y muchos me dijeron “Tom, no deberías mostrar eso”, mientras que mis asesores de prensa y video opinaron lo contrario, al igual que yo, así que subimos esos minutos a You Tube, a las redes y a mi sitio y de esa forma todo el mundo pudo ver cómo se siente uno en las buenas y en las malas.

Coronel WTCC

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: