Se viene River-Boca: Ya no es como antes

urgente24.c0m 

Debut y despedida
El domingo debutó Negro Fontanarrosa”, así tituló El Gráfico el 20 de Septiembre de 1988. Es que ese día, Roberto Fontanarrosa narró por primera vez un partido de fútbol, un River – Boca a pesar de que el escritor era hincha de Rosario Central. El partido lo ganó el Xeneize por 2 a 0.

En esa nota, Fontanarrosa cuenta que es la segunda vez que está en el Estadio Monumental de Nuñez, recordando aquella tarde de 1978 cuando Argentina se consagró por primera vez en su historia campeona del mundo. En su relato va describiendo el ambiente que se vive en el Estadio. Las tribunas, los papelitos, la gente de seguridad que dice que son todos de River excepto una parte que parece ser de Boca. Todo ese colorido tanto rojo y blanco como amarillo y azul lo refleja en su artículo. La hinchada de River la hace acordar a la de Newell’s y la de Boca a la de Central. Luego de su crónica del partido en el cual la victoria la ganó Boca, sigue con la imagen de dos hinchas Millonarios analizando el partido.

A raíz de este artículo sacado por Fontarrosa es por eso que se va a comparar esas épocas donde ambas hinchadas podían convivir dentro de un estadio de fútbol y donde se podían oír los cantos, los colores, los papeles y el aliento por parte de ambas parcialidades.
Afuera visitantes
Sin embargo, hasta hace unos años debido a las intensos hechos de violencia es por eso que desde el año pasado desde la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) prohibió la entrada a las canchas a los hinchas visitantes en todas las categorías del fútbol argentino. Pero en los últimos meses, algunos equipos del Interior del país como Godoy Cruz, Olimpo de Bahía Blanca, entre otros, ante la visita de equipos grandes como Boca o River implementan las hinchadas “neutrales”. Esto consiste en habilitar una parte del estadio para estos tipos de hinchas con la condición de que no asistan al partido con alguna camiseta que los identifique. El primer caso de hinchas “neutrales” fue en Mendoza donde por un partido del Nacional B entre Independiente Rivadavia y River, en el cual el presidente en ese entonces de la Lepra mendocina permitió el ingreso de hinchas de River en condición de neutral.

Es por eso que en la actualidad a la hora de ver un partido no se puede observar como antes a ambas hinchadas, con todo el color de cada una y sólo se puede ver ese sector vacío u ocupado por la parcialidad local. Esto también no permite que el equipo rival tenga el apoyo de su gente cada vez que tiene que salir afuera de su casa. Todas estas situaciones se han dado por diversos factores: la violencia dentro y fuera de la cancha, la corrupción en los clubes, las malas dirigencias, lucha de tenencia de poder, etc.

La Tragedia
Sin embargo hasta ahora ya son más de 230 las víctimas por la violencia del fútbol a lo largo de los últimos 40 años y todavía hay reclamos de Justicia por algunos de esos casos. Y hasta todavía no se han encontrado a los culpables y los dirigentes siguen sin tomar medida alguna para erradicar finalmente esta problemática que acecha al deporte más popular de nuestro país. Es por eso que hay que recordar la tragedia más importante en la historia del fútbol. Ocurrió el 23 de Junio de 1968 en el Estadio Monumental en donde luego de un River – Boca hubo una avalancha en la Puerta 12 y murieron 71 personas, en las cuales la mayoría eran menores. La Justicia nunca encontró a los culpables y a partir de ese hecho, años más tarde Clarín reconstruyó el hecho en base a los sobrevivientes de esa tragedia.

Según este diario, recopilando testimonios de los testigos que estuvieron presentes en esa tarde trágica cuenta que todo comenzó cuando el Superclásico terminó en 0 a 0 y nadie se imaginaba que iba a ocurrir la catástrofe deportiva más grande. Los hinchas visitantes ocupaban la tribuna que da a la Avenida Figueroa Alcorta y ese día el estadio albergaba a unas 90.000 personas. Fue en el sector visitante donde comenzaron las avalanchas, es así que las escaleras que dan a la Puerta 12 caben como máximo 15 personas y ese día se desbordó de gente. Muchos afirmaron que en esa puerta no había iluminación, el piso estaba resbaladizo y no había pasamanos ni barandas. Por otra parte, uno de los testigos de esa tragedia dijo a Clarín: “Me salvé porque tenía la costumbre de quedarme un rato más en la tribuna luego del partido. Estaba con un amigo que hacía la colimba conmigo. Cuando bajamos, vimos la Policía cerrando el acceso a esa puerta pero no sabíamos que había pasado” (Hugo Vargas, testigo).

Otras hipótesis de esta tragedia es que hubo una represión policial. Fue muy reiterada por los testigos, ya que la Montada detuvo al público a puro bastonazo y provocó que muchos hinchas que estaban saliendo del estadio por la Puerta 12 intentaran retroceder. La policía era temible – en aquel entonces liderada por Juan Carlos Onganía- en las calles y en las universidades. Luego de esto, el club tuvo que pagarle a dos familias de la víctima una suma importante de dinero.

Luego de esta tragedia no hubo una situación parecida a ésta pero sí han ocurrido otros hechos de violencia como enfrentamiento de barras, lucha entre las distintas facciones de una barrabrava del mismo equipo. Muchas veces se han visto involucrados en estos hechos los dirigentes, jugadores y hasta cuerpo técnico del club. Es el caso de los jugadores de Boca cuando Marcico, Navarro Montoya, Pico, entre otros fueron a la cárcel a visitar al jefe de la barrabrava de “La 12”. También fue el caso de River en el cual estuvo involucrado en ese entonces el director técnico Ramon Díaz junto a varios jugadores como Javier Saviola, Juan Pablo Ángel.

Es así que debido a los intensos hechos de violencia, la AFA ha decidido no permitir el ingreso de los hinchas visitantes a los estadios y eso impide el colorido de ambas parcialidades. Sin embargo, en la Copa Argentina se permiten las dos hinchadas aunque se juega en un estadio neutral. Para poder erradicar o disminuir la violencia en los estadios se deben tomar medidas drásticas y tratar de que los violentos no ingresen más a ningún espectáculo deportivo y así que el fútbol vuelva a ser para todos donde la familia pueda asistir a la cancha sin tener algún problema.

Se puede decir que ya el fútbol no es como antes donde cuando uno asistía a un estadio a ver a su equipo podía observar a la hinchada visitante apoyando a su equipo, alentando, arrojando papeles y entrar en el juego con la hinchada local. Esperemos que esto algún día pueda mejorar y se pueda ver en una cancha de fútbol a ambas parcialidades con el color que se lo caracteriza.

Que vuelvan algún día y sin violencia
Este domingo se acerca un nuevo Superclásico, el partido más lindo y atrayente del mundo entero para los amantes del buen fútbol y para los que quieren ver un espectáculo lindo. Sin embargo, lo que no se va a poder observar será ambas hinchadas con sus respectivos colores compartiendo un mismo estadio y escuchando de cada uno sus cantos, su aliento para sus jugadores. Pero lo principal, ver a hinchas de River y de Boca juntos…como antes. Esperemos que pronto puedan volver los visitantes a las canchas para darle más color y alegría a los partidos.

Rodolfo Barrera (CTMG)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: