Cien años con Julio Cortázar

julio-cortazars-100th-birthday-6197214804180992-hp<em

Hoy, 26 de agosto, se cumplen cien años del nacimiento del muy querido y reconocido escritor a nivel internacional Julio Cortázar. Tan es así que hasta Google le ha dedicado su "doodle", particular logo de recordación, al argentino.

Este amante de Buenos Aires, los gatos y el jazz; llegó al mundo a los pocos meses de que asesinaran al archiduque Francisco Fernando de Austria. Tal vez por haber nacido y vivido en un continenen en guerra (circunstancialmente en Bélgica), es que tanto su pensamiento como su obra fueran tan revolucionarios. Y por tal motivo es que los latinoamericanos lo respetamos y apreciamos tanto.
Para homenajearlo, se están realizando varios programas en honor a los que serían sus cien años. A nivel nacional se desarroolla “2014 Año Cortázar: cien años con Julio”, organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, la Televisión Pública, el Museo Nacional de Bellas Artes, la Biblioteca Nacional, el Museo del Libro y de la Lengua, la Casa Nacional del Bicentenario y el Palais de Glace. Por su parte, Mendoza, en donde Julio vivió entre 1944 y 1945, se ha dado el lujo de celebrar la Semana de las Letras en su honor, la cual comenzó el pasado miércoles y culmina mañana. Se trata de un conjunto de actividades organizado por la Municipalidad de Godoy Cruz, entre ellas, la inauguración de una parada de colectivos lectora llamada “Julio Cortázar”, donde se hallan ejemplares de sus libros.
Una de las últimas entrevistas a Cortázar en nuestro país, fue realizada por Clarín el 3 de diciembre de 1983, cuando el escritor acababa de volver a la Argentina poco antes del fin de la dictadura militar y que se reiniciara un periodo demócratico. Cortázar había estado exiliado mucho tiempo, como muchos intelectuales. Y sobre ellos, en ese reportaje, es que dice que tienen cierta responsabilidad para con sus lectores, es decir el pueblo. Asegura que están los escritores que se quedan en su “torre de marfil” y sigue escribiendo sonetos; pero también está el escritor que asume una responsabilidad histórica, que según él es una responsabilidad ética. Y ese es el papel que según Cortázar, deben desempeñar los intelectuales de América Latina.
Milagros Martín (CTMG)

————————————————————-
CORTAZAR: UN JARDIN, UN REINO

“Banfield era para un niño un paraíso, porque mi jardín daba a otro jardín. Era mi reino”, así se refirió Cortazar al barrio donde pasó su infancia, sitio que a un siglo de su nacimiento, lo recordará con música, actividades literarias y hasta un concurso de rayuela.
Nacido en Bruselas, pero con nacionalidad argentina y francesa, Julio Cortázar fue un escritor innovador, que inauguró con su célebre obra Rayuela una nueva forma de hacer literatura en el mundo hispano.
Su talento no fue casual, a los nueve años ya había leído a Julio Verne, Victor Hugo y Edgar Allan Poe. Sobre los cuentos de este último dijo “me hicieron mucho bien y mucho mal al mismo tiempo” ya que lo mantuvieron sujeto a terrores nocturnos hasta muy tarde en la adolescencia.
En 1932 se formó como maestro normal y en 1935 como profesor en letras en la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta. Luego comenzó sus estudios de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires, pero después de aprobar el primer año se dedicó a dar clases como profesor de literatura.
Así fue que en 1944 llegó a Mendoza como profesor de literatura francesa en la Universidad Nacional de Cuyo. Aunque su paso por la provincia fue fugaz, esta circunstancia le da un lugar y un valor diferente puesto que podemos sentir una cercanía y una pertenencia con el escritor.
Es por esto que la provincia también se suma a los homenajes, y lo hace en el Espacio Cultural Julio Le Parc: en la Sala Violeta del complejo, con un espectáculo multimedia. Un recorrido vital por la poética del genial escritor y un acercamiento en clave a su vasta y reconocida obra.

PROFESOR EN MENDOZA
En 1944 se mudó a la ciudad de Mendoza, en cuya Universidad Nacional de Cuyo impartió cursos de literatura francesa. Pero su estadía fue corta, ya que en 1946, cuando Juan Domingo Perón ganó las elecciones, presentó su renuncia. “Preferí renunciar a mis cátedras antes de verme obligado a sacarme el saco, como les pasó a tantos colegas que optaron por seguir en sus puestos”, dijo el escritor respecto a su renuncia.

Paula Gil (CTMG)

Explore posts in the same categories: Homenajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: