José María López: “Me gustaría correr Le Mans”

“Cuando era adolescente pensaba que el mundo terminaba en la Fórmula 1 y, sin embargo, actualmente confieso que me gustan otras cosas”, expresó José María “Pechito” López, que actualmente es protagonista de la World Touring Car Championship (WTCC), conocida como Turismo Mundial.

A pocos días de la segunda edición de la carrera que ganó en 2013 debutando en el WTCC y que lo tiene como local, en Termas de Río Hondo, el siguiente es el diálogo de Juan Cruz Mathus con el líder del campeonato y revelación de esta temporada.
Pechito Lopez Turismo Mundial

¿Qué saldo te arroja hasta el momento la temporada 2014 que marca tu regreso al automovilismo internacional, así como tu primer año en el WTCC?
Volver a Europa me trajo la oportunidad de ingresar a un equipo como Citroën Racing, que es muy profesional. Hoy tengo el privilegio de poder decir que estoy rodeado de gente muy capaz, mecánicos excelentes, una escuadra que ha dominado la escena del rally mundial por mucho tiempo y actualmente lo hace en el WTCC. La formación es casi toda francesa y yo soy una de las pocas excepciones, pero con mis compañeros nos llevamos muy bien. Nunca hubo órdenes especiales y es por eso que llego a esta altura del campeonato como líder. Llegué a Marrakech algo desorientado, pero pronto fui adaptándome y creciendo en lo que tiene que ver con los aspectos técnicos de la categoría. Cuando volví a competir en Argentina, llegué a hacerlo en tres campeonatos y viajaba todos los fines de semana. La Fórmula 1 es un sueño de muchos, pero para mí eso ahora ha cambiado. Quiero llegar a la cima en el Turismo y es por eso que estoy disfrutando mucho de mi presente.
¿Cuánto mérito le corresponde a tu coche para que estés primero en los puntos?
Mucho. El C-Elysée ha sido muy bien concebido. También es cierto que Citroën tuvo bastante más tiempo para prepararse y probar este modelo con nuevo reglamento (TC1). Es un auto que posee muchas virtudes, desde el conjunto aerodinámico hasta el motor y las suspensiones. El turbo siempre está activo y hay aprender a aprovecharlo al máximo, al igual que los neumáticos Yokohama, que son blandos y rápidos, pero duran aproximadamente 12 vueltas a pleno. Para ser que venía de una disciplina diferente, Citroën ha demostrado las condiciones que tiene para desarrollar y hacer ganar un nuevo modelo en otra especialidad.
¿Cómo es trabajar junto a pilotos de la talla de tus compañeros?
Yvan Muller es el más experto de todos al volante de estas máquinas. Su conocimiento fue fundamental en el desarrollo del vehículo. Él es efectivo siempre, desde los entrenamientos hasta la clasificación y las carreras. Sébastien Loeb también es dueño de sobradas condiciones y no demoró en llegar al triunfo. Ma Qing Hua no fue la excepción y debutó imponiéndose en Rusia. Creo que el equipo dispone de un plantel destacado y parejo. Yo aporté lo mío y todo esto suma en beneficio de Citroën Racing. Aunque todos queremos ganar, compartimos la información que vamos recogiendo con los ingenieros en las varias reuniones por día que se arman para que nada quede librado al azar. Cuando peleamos un puesto, tratamos de hacerlo de la manera más limpia posible.
¿Crees que tu nivel conductivo sigue en ascenso?
Diría que he tenido que adaptarme. Siempre trabajé duro para llegar hasta aquí. Me siento bien porque no he cometido muchos errores y el único abandono en lo que va del calendario, en Moscú, fue por un problema con la caja de velocidades. Me gustaría mejorar en las largadas, pero estoy tranquilo por haber conseguido resultados más que positivos. Mi impresión es que todo suma y que el largo tiempo que hice Karting en Europa me enseñó mucho, al igual que mi paso por los monoplazas y que volver a mi país para conducir autos con techo, plantear situaciones de roce, manejar tracción delantera, etc.
¿Cuál fue tu mejor victoria de este año?
Es difícil elegir una. La de Marruecos, en la primera fecha, fue excelente porque no la esperaba. Quizás la mejor haya sido la de Paul Ricard, en Francia, porque gané largando último. Arrancar con la grilla invertida, cosa que en realidad aprendí en el automovilismo argentino, le dio un sabor especial.
¿Qué pensás sobre la próxima cita en Termas a menos de un mes del evento?
En Termas seré local. Conozco la pista y me gusta, no solo por haber ganado allí en 2013, sino porque también tuve éxitos en ese circuito en categorías nacionales. Se trata de una prueba que aguardo con ansias y entusiasmo. Me imagino las tribunas llenas de gente y un fin de semana glorioso que sirva para mostrarle al mundo entero la pasión que hay en Argentina por el automovilismo.
¿Qué podría suceder luego de Argentina?
Las carreras asiáticas serán más complicadas para mí debido a que nunca corrí en esos escenarios, ni en los dos de China, ni en Japón o Macao. Entre rivales y compañeros hay quienes han estado, por ejemplo en el callejero, media docena u ocho veces. Sería importante hacer una diferencia mayor en Termas de Río Hondo para estar bien parado en las demás presentaciones, sin olvidar que para entonces faltarán cuatro eventos que son ocho competencias en las que podría suceder cualquier cosa. En lo personal, me sientan mejor las pistas veloces, pero lo bueno es que el Citroën rinde bien en todas las circunstancias. Algunos contrincantes me aventajan en sitios algo más trabados como pueden ser Hungría, Rusia o los callejeros, a pesar de lo cual en Moscú pude ganar una de las dos pruebas.
¿Sentís presión por ser candidato al título?
La mochila se va poniendo cada día más pesada. En cada competencia desde ahora deberé arriesgar un poco más, pues ésta será la única forma de mantenerme delante de Muller. Estoy feliz por lo que estoy viviendo, pero al mismo tiempo cuido de seguir con los pies sobre la tierra.
¿Te parece que estarías abriéndole la puerta a otros argentinos y latinoamericanos con intenciones de llegar al WTCC?
El automovilismo es muy fuerte como deporte en mi país. Lo que noto ahora, que antes no siempre ocurría, es que a más de un piloto joven le interesa concentrarse en coches de tipo Turismo y no en el ciento por ciento de los casos sueñan con la Fórmula 1 como única alternativa. Influye también la situación económica de cada lugar y el menor o mayor grado de apoyo que un piloto reciba a lo largo de su campaña. Yo, cuando era adolescente, pensaba que el mundo terminaba en la Fórmula 1 y, sin embargo, actualmente confieso que me gustan otras cosas. Por ejemplo, me gustaría un día hacer las 24 Horas de Le Mans, sin olvidar que estoy realmente contento de concentrarme ahora en el WTCC. Espero que a otros colegas les parezca igual y que tengan la oportunidad de llegar, ya que es una categoría linda y exigente.

Entrevista: Juan Cruz Mathus (para Messe Frankfurt Argentina, promotor local)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Automovilismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: