Julián Flamarique, tercero en el campeonato de Turismo Nacional

Flamarique PiguéPor Juan Cruz Mathus (Prensa Vittal G Racing Car)
Foto: Prensa Vittal G Racing Car

Contrariamente a lo que es una constante en el Turismo Nacional, hoy la sexta final del año en Pigüé no mostró demasiados sobrepasos ni cambios de importancia en la punta de la carrera. En general, a los integrantes del equipo Vittal G Racing Car les fue bien.

Julián Flamarique concluyó cuarto, precediendo a Ezequiel Bosio, que con esta labor volvió a ponerse muy a tono en la lucha por un campeonato en el cual ahora se ubica tercero. Leandro Carducci completó la prueba en 18° plaza sin problemas, pero trabado en un pelotón que no modificó demasiado su trámite de competencia. Facundo Chapur estaba para cosas mayores, pero un roce que derivó en una penalización lo relegó lo suficiente como para que al volver a pista deba resignarse a cruzar la meta 21°.

Las series matinales habían visto ser, en la primera, segundo a un impetuoso Chapur (arrancó quinto), tercero a Bosio y séptimo a Carducci y tercero a un Flamarique en la última de las tres.

En el evento principal, el joven cordobés ocupaba la quinta plaza y recorrió algunos metros con medio coche por el pasto al ser apareado por un rival. Facundo contaba con un arma poderosa en su Peugeot 308, pero un toque al Ford Focus de Mauro Giallombardo derivó en un recargo del tipo “pare y siga” de parte de los comisarios deportivos en la séptima pasada por el trazado de 3.001 metros.

Entretanto, Julián y Ezequiel sí se mantenían firmes más adelante y, beneficiados por una rueda trasera rota en el Fiat Linea de Esteban Tuero, continuaban su avance. Pasada la mitad de la carrera, ambos conformaban un grupo de al menos ocho vehículos que se habían encimado considerablemente detrás del líder, Matías Rossi, que acabaría imponiéndose gracias a un planteo conservador y de cuidado del caucho y del medio mecánico que le quitó impulso a todos los que lo perseguían.

Leandro también estaba un contexto similar, con una máquina que le funcionó correctamente, pero sin chances de dejar atrás a muchos adversarios, además de recibir un roce de parte del Renault Fluence de Guillermo Ortelli.

Facundo solo cayó un lugar en los puntos (es sexto), pero fue autocrítico y admitió que, con un 308 de impecable andar y una primera parte de la final menos errática, fácilmente hubiera hecho un negocio lo suficientemente redituable como para aparecer al menos segundo.

ESTAR A TIRO

“Estoy más que conforme con el cuarto puesto, sobre todo porque largué noveno en un circuito donde es difícil pasarse y, además, porque se trató de una competencia que me pareció aburrida. En la punta, Rossi nos frenó y su planteo le dio buenos frutos porque terminó ganando, pero muchos de nosotros contábamos con potencial para darle batalla o intercambiar colocaciones, cosa que no sucedió. Yo en un momento podía descontarle hasta medio segundo por vuelta. Estar a tiro otra vez de los diez primeros en la tabla de puntuación es interesante (Julián Flamarique).

“Cuando mi Peugeot se puso totalmente de costado al chocarme otro participante, pensé francamente que iba a perder el control, pero por un milímetro el auto retomó la dirección y pude seguir en la lucha. Estuvimos muy limitados en las posibilidades de superar a alguien más, aún cuando las prestaciones de los 308 aquí fueron inobjetables. No nos quedó otra que ir por una trayectoria ante el ritmo menor del primero, pero lo cierto es que haber saltado a tercero en el campeonato otra vez es linda motivación para esta primera mitad de temporada” (Ezequiel Bosio).

“El coche era verdaderamente bueno, en casi todo sentido. Sin embargo, me quedé enfrascado en un grupo en el que nos debatíamos por los puestos intermedios Ortelli, Pablo Merayo, Emanuel Moriatis y Marcelo González, entre otros. En un autódromo donde no hay muchos sitios donde superar a otros, no tuve mucho más para sacar de la galera” (Leandro Carducci).

“Mi máquina era muy firme en todos lados por más que desde la mañana el piso estuviera frío. Quizás me excedí en la confianza que me brindaba y fui demasiado temperamental desde un comienzo. Admito el error de haber tocado a Giallombardo y cuando entré a parque cerrado pensaba que había caído peor que a sexto en los puntos. Sí lamento que, según como se dio la carrera, era muy factible llegar en una posición de privilegio como para, al revés de lo que ocurrió, estar ahora segundo o tercero” (Facundo Chapur).

Próxima fecha :4 de julio: San Jorge.

Resultados domingo en Pigüé

1-Matías Rossi (Citroën C4) 31m48s493/1000 a 138.509 km/h de promedio, 2-Matías Muñoz Marchesi (Chevrolet Astra) a 0s345/1000, 3-Bruno Bosio (Ford Focus) a 0s874/1000, 4-Julián Flamarique (Peugeot 308) a 1s199/1000, 5-Ezequiel Bosio (Peugeot 308) a 1s625/1000, 6-Sebastián Gómez (Kia Cerato) a 2s100/1000, 7-Fabricio Pezzini (Chevrolet Astra) a 2s655/1000, 8-Carlos Okulovich (h) (Renault Fluence) a 2s922/1000, 9-Roberto Luna (Chevrolet Astra) a 9s667/1000, 10-Gabriel Zughella (Chevrolet Astra) a 10s041/1000, 18-Leandro Carducci (Peugeot 308) a 19s628/1000, 21-Facundo Chapur (Peugeot 308) a 21s986s.

Foto adjunta: En una carrera donde pasar a otro fue tremendamente difícil, Flamarique estuvo a centímetros del podio y Bosio ascendió a tercero en el torneo.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Automovilismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: