Greenpeace: Shell deja de perforar el Ártico en busca de petróleo

Shell abandonó sus planes para perforar en busca de petróleo en las aguas del Ártico frente a las costas de Alaska durante 2013.

La noticia Greenpeace, la organización internación de defensa del medio ambiente.

La información dice: “Es una gran noticia. Pero es sólo el comienzo de algo más grande. Ahora es el momento para que el presidente Obama declare ‘intocable’ la zona del Ártico para la explotación industrial, para siempre.

© US Coast Guard

“Shell creía ser una de las mejores empresas del mundo. Pero la larga lista de desgracias, desastres e intentos fallidos de la empresa por perforar en el Ártico durante el verano pasado indican claramente que incluso las “mejores” empresas no pueden tener éxito cuando se trata de perforar el Ártico.

 

“El presidente Obama y su administración le dieron la oportunidad a Shell de operar en el Ártico y Shell demostró que no es posible. Es hora de dejar atrás nuestra adicción a los combustibles fósiles para frenar el cambio climático.

Greenpeace realiza una campaña para pedir al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que declare por siempre “intocable” el Ártico, “para que nadie pueda destruirlo”. 

8 razones por las que Shell no debe estar en el Ártico, según Greenpeace

1. Shell no tiene ni idea de cuánto cuesta limpiar un derrame de petróleo.

En marzo de 2012, el coordinador de emergencias de Shell en el Ártico, Peter Velez, admitió que Shell no había evaluado los costos de limpieza de un derrame en el Ártico. De esta manera, los accionistas de esta empresa quedan expuestos a enormes pérdidas financieras

2. El Arctic Challenger, no ha sido evaluado como “seguro” por el gobierno de los EEUU, según los estándares de la Guardia Costera norteamericana

Este barco, el Arctic Challenger tiene 36 años y no podría soportar los temporales extremos del Ártico.

3. La Guardia Costera no confía en los dispersantes que Shell podría utilizar en caso de un derrame de petróleo.

En una entrevista, el comandante de la Guardia Costera de los EE.UU. expresó sus dudas sobre el impacto de dispersantes en Alaska en caso de un derrame de petróleo, diciendo: “No estoy seguro de cómo se comportarán los dispersantes en las frías aguas de Alaska”. Shell ha incluido el uso de dispersantes como una parte importante de su plan de respuesta ante derrames de petróleo en el Ártico.

4. El buque de perforación de Shell encalló en Alaska hace pocos meses

El 15 de julio un barco de Shell de perforación, el Discoverer Noble, encalló en un puerto relativamente protegido y tranquilo de Alaska. Tanto el Discoverer Noble como el Kulluk son plataformas viejas y oxidadas, y no la flota puntera de la que Shell se jacta. El Dicoverer fue construido en 1966.

5. El buque de perforación de Shell se incendió

En noviembre, el motor del buque Noble Discoverer, comenzó a incendiarse al volver a Dutch Harbour, Alaska, y debió ser apagado por equipos expertos en grandes incendios.

6. El sistema que debe tapar un posible derrame de las plataformas de Shell falló durante la fase de pruebas

En diciembre se reveló que ante un posible derrame de petróleo de Shell, el sistema de contención que supuestamente van a tener en el Ártico, no pudo aguantar ni siquiera la fase de pruebas. .

7. El vicepresidente de la rama de Shell en Alaska ha admitido que “habrá derrames de petróleo”

En una entrevista con la BBC, Pete Slaiby admitió que las personas podrían preocuparse más que nada por un posible derrame de petróleo. “Si me preguntan si creo que va a haber derrames yo digo que seguramente haya derrames,” declaró.

8. La plataforma perforadora de Shell, “Kulluk” acaba de sufrir un importante accidente

El 31 de diciembre de 2012, la plataforma petrolera Kulluk encalló frente a la costa de Alaska mientras era remolcado de vuelta al puerto de Seattle. Iba a ser una operación normal. Shell iba a transportar la plataforma de perforación a puerto después de una pobre temporada de extracción en verano. Pero algo ocurrió: la plataforma acabó encallando frente a la isla de Sitkalidak, cerca de Kodiak, en Alaska con 139.000 galones de diesel y 12.000 galones de aceite hidráulico a bordo. Hasta el momento no se han reportado derrames. Pero le tomó seis días a Shell remover la plataforma del lugar. Nadie sabe todavía cuán grave es el daño provocado por el incidente.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: