Reflexión colombiana sobre el fútbol argentino y un recuerdo de los hermanos Mosso

Tras la eliminación de Argentina del sub-20, el columnista Jorge Barraza, del diario El Tiempo, de Bogotá, publicó una opinión (14-01-2013) en la que reflexionaba sobre el fútbol argentino y efectuaba un recuerdo de los hermanos Mosso, mendocinos que en 1912 fueron a jugar a Italia.

El texto de Barraza se llama “¿Cómo recuperar el carácter? y expresa:

  “Lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Verdad de cemento. Desde la partida de los hermanos mendocinos Eugenio, Francisco, Benito y Julio Mosso al Torino de Italia en 1912, Argentina fue siempre el primer productor y exportador de futbolistas del mundo. El negocio de formar jugadores en grandes cantidades y venderlos al exterior cumplió un siglo. Desde luego, se fueron buenos, cracks, genios (Di Stéfano, Maradona, Messi), fenómenos (Pedernera, Moreno, Sívori, Kempes, Batistuta, Passarella, etc.), regulares, comunes y troncos. “Solo a Colombia llegaron 1.056”, dice el estadígrafo bogotano Guillermo Ruiz Bonilla.

“Pero algo anda mal en la fábrica. O la materia prima ya no es la misma o fallan los artesanos. La cantera parece exhausta. Un primer reflejo es el fútbol interno: no solo se juega mal en Argentina, se juega feo. No hay dos pases seguidos. Demasiado choque y pelotazo. Otro es una declinación en el rubro juveniles, área en la cual llegó al cénit ganando seis Mundiales Sub-20 con gran fútbol y magníficos talentos.

“Pero en los últimos cinco años no ha podido mantener ese orgulloso poderío y ha cedido terreno a fuerzas en apariencia inferiores. Resultó extraño ver perder a una Selección Argentina Sub-20 en su casa frente a un Chile que la dominaba estando con 9 jugadores. Raro verla caer claramente ante un discretísimo Paraguay. Causó perplejidad que Bolivia le fuera ganando con total autoridad justamente en Mendoza, la tierra de los hermanos Mosso, que ya en 1912 fueron a dar cátedra a Italia.

“Pero es lo que hay. Los chicos de ahora no son más que los rivales. O decididamente son menos. Y los entrenadores… En el país de los técnicos dirigió Marcelo Trobbiani, con cierta trayectoria en la función, pero con pocos logros. No es lo que llamaríamos un ‘maestro’, como definimos a Pékerman, a Tocalli. Falta una figura cuya sabiduría una a los muchachos.

“Hay otro factor preocupante: la actitud. No se advierte el carácter ganador, avasallante que distinguió al jugador argentino. Estos “millonarios prematuros”, como los definió Bielsa, ya tienen representante a los 13 años, están con el contrato y la transferencia en la cabeza, el peinado, Twiter, el celular, la tableta. Tienen todo. Lo que no tienen es actitud. Nery Pumpido, arquero campeón en México-86, dijo: “Argentina tiene que volver a jugar los partidos como antes, dejando el alma”.

“Eugenio Mosso descansa en paz en un cementerio de Mendoza, vecino a donde se juega este Suramericano Sub-20. El 3 de noviembre de 1912, el día de su debut en Italia con 17 años recién cumplidos, marcó los dos goles del Torino en su victoria sobre el Novara. Si hoy pudiera resucitar…”

Explore posts in the same categories: Deportes, Fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: