Superclásico lleno de disturbios: un mal de nunca acabar

El partido de River y Boca (2-2) volvió a mostrar la impunidad de los barras para ejercer desmanes en la cancha, un hecho que parece nunca acabar.

Ayer a la tarde, en el Monumental todo parecía una fiesta con respecto a lo deportivo, ya que después de un año y medio se volvían a ver las caras River y Boca. Pero no fue como todos esperaban, antes, durante y al término del partido los denominados “barras bravas” cometieron diferentes hechos de violencia. Más de 25 heridos se calculan que hubo, la mayoría con politraumatismos.

La tarde comenzó de la peor manera cuando varios empleados de River Plate fueron agredidos en el momento del 2-0 parcial, con el que los millonarios derrotaban a Boca, lo que provocó la reacción de sus simpatizantes en la tribuna Centenario Alta agrediendo ferozmente por varios minutos. Entre los heridos se estiman que hay una decena de policías, siete empleados de seguridad privada y el resto hinchas del equipo riverplatense todos derivados al hospital Peroviani.

También se produjo incidentes cuando un grupo de simpatizantes millonarios se vio emboscado por hinchas de su equipo antagónico lo que provocó un enfrentamiento muy agresivo del que también participaron efectivos de la policía. Pero todo no terminó ahí, cuando se retiraban del estado se registraron diferentes destrozos en autos y comercios por las calles de Nuñez.

Este hecho de violencia se suma a lo que viene ocurriendo ya casi cotidianamente entre los hinchas de Aldosivi y Almirante Brown el pasado 29 de septiembre el que dejó como saldo del enfrentamiento de dos heridos de bala y más de 40 detenidos. Además de todos los hechos de violencia ocurridos entre las internas de la barra brava de Boca en la que se registraron varios heridos por la disputa del poder entre Rafael Di Zeo y Mauro Martin. En el ámbito local no nos quedamos al margen, en Mendoza, más precisamente en San Rafael un árbitro fue agredido, y en las hinchadas se produjeron disturbios aunque sin hechos de gravedad en el partido disputado entre Huracán y Pacífico, el domingo anterior

Las medidas no parecen ser acatadas, los derechos de admisión no son respetados en todas las canchas, los operativos de seguridad no cumplen con las expectativas y los barras siguen sin recibir su castigo y continúan con sus destrozos en la cancha. Las campañas de prevención contra la violencia parecen no funcionar y las familias no pueden regresar a los estadios de futbol. Se tienen que tomar medidas con decisión y que marquen el rumbo para acabar con la violencia, los operativos de seguridad tienen que ser bien planificados y aplicarse de manera correcta el derecho de admisión a los barras ya conocidos por todos para que la familia y los simpatizantes pacíficos puedan ir a disfrutar del futbol sin inconvenientes, que de esto se trata el deporte más apasionante del mundo.

Ali Taha (CTMG)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: