Crisis tecnológica e ideológica del periodismo en Argentina: una visión de Le Monde Diplomatique

La digitalización de la información, la concentración en unos pocos grupos, la ausencia de medios públicos relevantes y las relaciones opacas con el poder político, han provocado cambios profundos en el ámbito mediático.

Según Jose Natanson, en “Le Monde Diplomatic”, de febrero último, sostiene que el periodismo atraviesa una doble crisis: tecnológica e ideológica. La primera es más fácil de analizar porque es la expresión local de un fenómeno global. Nos referimos al avance de la digitalización. La extensión de las conexiones de banda ancha, el acceso cada vez más frecuente al Wi-Fi, la multiplicación de tabletas y la creciente penetración de redes sociales; todo esto está cambiando aceleradamente el ecosistema informacional y está poniendo a los medios tradicionales frente a una crisis sistemática.
Acosada por la triple presión de la competencia con la web, el auge de los periódicos gratuitos y la crisis económica mundial, la prensa grafica -agrega Natanson- sufre esta situación más que cualquier otro sector. Contribuyen también otros fenómenos, como la crisis de la ciudad, que afecta a un tipo de medio cuya existencia está atada al espacio público y a la vida urbana. La venta de periódicos impresos pagos disminuyó en el mundo un 8,1%. Pero la crisis no solo afecta al papel. La televisión abierta también sufre la competencia del cable y, cada vez más, de internet.
La segunda crisis por la que está pasando el periodismo, en el caso de varios países de la región, es la ideológica. En Argentina tiene su origen en el conflicto con entre el kirchnerismo y algunos de los medios más importantes del país, notoriamente el grupo Clarín, cuyo hito fundamental fue la sanción de la ley de medios, aprobada por el congreso en octubre de 2009.
Según Martin Becerra, la historia de los medios de comunicación latinoamericanos registra una serie de continuidades que, tras el cambio del siglo, entraron en crisis. La ausencia de medios con misión de servicio público en una región en la que los canales y radios estatales funcionan e general como dispositivos de propaganda gubernamental refuerza la incidencia de los grandes grupos comerciales. A lo largo de los años ellos han construido una significativa articulación con el poder político, uno de cuyos indicadores ha sido la escasa regulación del sector.
La unificación de la línea editorial y la reducción de la diversidad en función de la creciente influencia de unos pocos grupos constituye uno de los efectos de la concentración de medios, de acuerdo a la relatoría para la libertad de expresión de la OEA. Cabe señalar que a concentración ha sido protagonizada por grupos privados, pero también se ha producido a instancias de Estado.
Frente a esta concentración en grupos privados, varios gobiernos propusieron cambios en la política de medios a través de una mayor intervención del estado en al regulación y el establecimiento de controles relativos a la concentración de la propiedad.
Según Graciela Mochkofsky -siguiendo siempre el dossier sobre el tema de Le Monde Diplomatique- en el 2009 en la Argentina, el kirchnerismo sancionó la Ley de Papel Prensa; su coincidencia con la intervención judicial a Cablevisión y otras escaramuzas recientes contra el grupo Clarín confirman que no solo la guerra continúa, sino que un modelo de relación entre prensa y papel político aparece agotado. En estos últimos años, el grupo Clarín ha visto disminuir su prestigio, su dinero y su influencia.

Julieta Parrilla (CTMG)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: