ESTILO MUNDIAL

Por Amadeo Inzirillo (CTMG)  

No lo Marquéz.

 

Rafa le arruinó la fiesta al anfitrión y se terminó llevando un punto con sabor a poco.

 

La antesala fue una fiesta. El primer Mundial en continente africano estuvo a la altura de las circunstancias. 90 mil personas tiñeron de amarillo un estadio que sabe más

de tries y guindas que de caños. Y el partido arrancó como se preveía. Mucho barullo, pocas ideas. El primer tiempo mostró a un México ordenado, paciente pero sin pimienta en los metros finales. Giovanni Dos Santos fue el que mas intentó. Poco de Guille Franco, poco de Carlitos Vera y así llegar era difícil. Pese a todo los centroamericanos se las rebuscaron y contaron con las más claras para romper el cero. ¿Sudáfrica? No parecía estar jugando una Copa del Mundo y de local. Tibio, sin ideas. La segunda parte cambió radicalmente. México perdió la pelota y los bafana se sacaron la modorra de encima. Movedizo Tshabalala e inteligente Pienaar para explotar las espaldas de Juárez y Torrado. Así empezó a generar peligro en el arco del conejo Pérez. Hasta que llegó el gol. Marquéz, de 5, entregó mal una pelota con su equipo en ataque. Y nació la sucesión de toques en ataque: Pienaar, Modise, Dikgacoi y otra vez Modise para asistir a Tshabalala, que cerró la jugada con un tremendo zurdazo al segundo ángulo. Impresionante. El vasco Aguirre mandó a la cancha a la experiencia de Blanco y el 10 lo salvó del papelón. Corner corto, centro preciso al segundo palo y Márquez no perdonó. El mismo que había jugado de todo, el mismo que había fallado en el gol sudafricano, se reivindicaba a diez del final, salvando un partido que en los papeles, era el más accesible.

   

Dejá vuuuuu

 

Uruguay y Francia aburrieron con un 0-0, igual que en el 2002. Ojo que en Corea-Japón se fueron rapidito.

 

Era, a priori, el partido clave del grupo. En una zona parejísima ambos equipos eran los que mas prometían. Y defraudaron. Francia siguió con su bajo nivel que mostró en los amistosos. Intrascendente Ribery, erróneo Anelka, desaparecido Govou. Para destacar lo de Diaby con algunas cositas a lo Viera. Mientras que Uruguay fue mas garra que fútbol. Todos corren, todos meten y que nos salve Forlán. El jugador del Atlético buscó pero tan solo no se puede. Ni Suárez primero, ni Abreu después lo ayudaron. El cambió de Lodeiro por Gonzáles prometía, pero fue tan solo eso, una promesa. La tonta expulsión del enganche frenó a La Celeste a buscar los 3 puntos y se terminó enamorando del empate. Francia no tuvo ideas para romper la defensa de 3 Uruguaya y ni el hombre de más lo ayudó.

Así dividieron puntos, mas por miedo a ganarlo que por otra cosa. Esperemos que cambien por el bien de ambos y del fútbol

 

 

 

12 de Junio de 2010

 

Grecias a vos

 

Corea se aprovechó de  los horrores de la última línea griega y no perdonó: 2 a 0.

 

5 minutos: corner cerrado que pasa pidiendo permiso por todo el área chica. Gol de Park Chu-Young, 1-0 Corea.

57 minutos: Sale jugando Grecia, la rifa Torosidis, la pierde Vyntra. Gol de Park Ji-sung, 2-0 Corea.

Así de fácil fue ganarlo para los asiáticos. Dos errores, dos goles. El mundial no permite errores, menos de este tipo. Lo pago Grecia(qué lejos de aquel equipo campeón Europeo en 2004). Cuando intentó cambiar ya era demasiado tarde. ¿Pueden jugar en este nivel Karagounis y Charisteas por el sólo hecho de tener nombre? Los cambios le lavaron un poco la cara al equipo europeo pero no alcanzó. Corea fue rápido y efectivo. Y se acomodó en lo alto de grupo. Lo espera Argentina.

 

EL Messias de D10S

 

Con un Messi intratable, Argentina le ganó en el debut a Nigeria con un cabezazo de Heinze ¡VAMOS TODAVIA!

 

Argentina ganó en su estreno mundialista con un gol de pizarrón. Justo con un técnico que rompió con todos los pizarrones posibles cuando se ponía los cortos. Pero Argentina ganó fundamentalmente porque tiene a Messi. No al del Barcelona ni al de las Eliminatorias. No al de acá o al de allá. La selección tuvo al verdadero Messi. Al crack. Leo la descosió. Encaró, la pidió, gambeteó. Tuvo varias situaciones de gol y generó otras tantas. En una de las primeras sacó un zurdazo que el arquero nigeriano mandó al corner. Iban sólo 6 minutos y el 10 ya mostraba alguna de sus cositas. De ese tiro de esquina llegó el gol. Centro preciso de Verón al corazón del área, Samuel cortina, y Heinze conecta una palomita increíble para el delirio. Jugada de laboratorio, para que lo grite un país entero. Pero era sólo el principio. Messi siguió con su show, con sus gambetas, con sus arranques, con su fútbol. Higuaín perdió tres chances claras cara a cara con el arquero, Tevez un mano a mano y Leo se fabricó unas cuantas que no terminaron en la red porque el 1 de Nigeria estaba en su tarde de gloria. La única mancha fue la zona derecha de la defensa albiceleste. Jonás se sintió incomodo jugando de 4. Demichelis también sintió la falta de un lateral-lateral. Será lo único resaltado en la carpeta de Diego. Pero ya habrá tiempo para correcciones. Disfrutemos de este triunfo. El primer paso esta dado, la primer final está ganada. Quedan seis. ¡VAMOS ARGENTINA! 

 

 

 

 

 

 

Un arquero demasiado verde

Green, el arquero inglés, no pudo atajar el tirito de Dempsey y así EE.UU. rescató un punto en el debut ante Inglaterra, un candidato que mostró poco en el primer partido.

Las apuestas previas marcaban una clara superioridad para Inglaterra. Apenas unos pesos pagaba el triunfo de Estados Unidos y un poco más el empate. Sin embargo esa tendencia no pudo ser confirmada cuando la pelota comenzó a rodar y eso que Inglaterra estuvo arriba desde los tres minutos. La Selección de Capello llegó a Sudáfrica como una de las candidatas a pelear por el título. El propio entrenador se encargó en la semana de decir que “tiene un plantel para estar en la final”. Pero a la hora de los bifes, Inglaterra mostró muy pocos atributos para sentirse candidata y más allá de ser superior a Estados Unidos, se tuvo que conformar con un punto que huele a demasiado poco. Cuando Gerrard picó en diagonal y rompió con la defensa norteamericana, parecía que el partido sería un trámite. Apenas se jugaban tres minutos de juego y Heskey le bajaba una pelota bárbara al volante del Liverpool para que Inglaterra se pusiera arriba. Pero ese gol tempranero relajó demasiado al equipo de Capello y Estados Unidos, urgido por la desventaja, salió a vender cara su derrota y se encontró con el empate. Un disparo débil de Dempsey se le escapó de las manos al arquero Green y fue el empate. Injusto por la ambición y la propuesta de cada uno, pero justo por el desarrollo del juego. En el complemento, Capello trató de copar el medio con el ingreso de Carragher, pero la ilusión le duró poco porque a fuerza de mucho sacrificio, Estados Unidos le cerró los caminos y así se llevó un punto clave en el debut de ambos en el Grupo C. Quiso ganarlo, es cierto, pero nunca supo cómo poder entrarle a una selección norteamericana que se aferró a ese punto y al final lo terminó celebrando. Tendrá mucho trabajo Capello si es que quiere cumplir con su pronóstico. Fue 1 a 1, pero esto recién empieza…aaaadddRelacionados

Domingo 13 de Junio de 2010

 

El día del arquero

 

El grupo C busca arquero. Al papelón de Green se le sumó el de Chaouchi. Del africano se aprovechó el esloveno Koren: 1 a 0.

 

En el partido mas aburrido de la copa del mundo parecía imposible que Argelia y Eslovenia rompieran el 0. Sin ideas, sin juego y sin garra es imposible crear situaciones. Así se dio el encuentro, llenó de imprecisiones y nervios. Como si el punto los conformará teniendo todavía que enfrentar a Inglaterra y Estados unidos nada menos. Hasta que un tirito de Koren se le coló al portero argelino. Fue la única emoción en 90 minutos. Si siguen así les queda poca vida en el certamen.

 

 

 

 

KudMANOvic

 

En otro partido chato Ghana le ganó con lo justo a Serbia con un penal bien cobrado por Baldassi.

 

Era otro encuentro aburrido. Serbia tuvo dominio y posición de la pelota pero no supo como lastimar. La posición de Stanckovic de volante central le quitó presencia ofensiva y si bien los delanteros del equipo europeo contaron con las chances mas claras el gol no llegó. Ghana sin 2 jugadores claves(Essien y Muntari) apostó al contragolpe, pero tampoco pudo perforar a la defensa rival. Bien Vidic e Ivanovic cabeceando y devolviendo todo lo que caía en el área.

A diez minutos del final Baldassi, de impecable tarea, cobró bien un penal para Ghana por mano de Kudmanovic que Gyan cambió por gol. Fue justo porque los europeos renunciaron a atacar incluso un rato antes de quedarse con diez. Así hubo dos triunfos: el de Ghana por un lado y el de Baldassi y sus asistentes, por otro.

 

Vení, vení, Ballack conmigo  

 

En un partido perfecto, Alemania aplastó a Australia con goles de Podolski, Klose, Muller y Cacau. Los europeos demostraron que no les pesa la ausencia de Ballack. Baile.

 

El debut de Alemania en el certamen era para todos una incógnita. Las bajas de su figura Ballack y del arquero titular Neuer hacían tambalear al equipo dirigido por Low. Pero los que no dudaron fueron los jugadores del equipo teutón que fueron una maquinita e hicieron lo que quisieron con el pobre Australia. Cinco minutos le costó a Alemania entrar en el partido, hasta que tomó confianza y a partir de ahí dominó absolutamente el desarrollo del juego. Con un arquero y una defensa bien firme, lo único que tuvo que hacer el mediocampo fue jugar. Ozil fue enganche y asistidor, Khedira y Sweinsteiger coparon el medio y Muller se cansó de desbordar por la derecha. Así llego el primer grito. Ozil apiló a dos rivales y asistió al volante derecho alemán, éste sacó un centro rasante y Podolski fusiló al arquero australiano, 1 a 0. El equipo asiático parecía espectador, como si el partido le pasara por al lado. Klose conectó un centro de la derecha y 2 a 0. Para la segunda mitad el desarrollo fue el mismo. Mucho de Alemania, poco de Australia y más goles. Muller agarró un rebote en la puerta del área rival y después de hacer pasar de largo a Neil definió cruzado para el tercero. El ingresante Cacau no quizó ser menos y después de otra exquisita asistencia de Ozil la empujó a la red.

Los teutones despejaron todas las dudas en su primer partido. Ganaron, gustaron y golearon. Y así Ballack no se extrañó tanto.

 

 

 

 

 

 

Lunes 14 de Junio de 2010.

 

 

No le Robben la ilusión

 

A Holanda, candidato a ganar la copa, y a Robben, que no estuvo por lesión. La naranja mecánica sufrió, pero le gano bien a Dinamarca por 2 a 0.

 

Holanda salió a la cancha con una sensación rara. Venía de golear en el último amistoso pero en el mismo perdió a su principal figura, el jugador del Bayern, Arjen Robben. Un equipo que juega ofensivo con laterales que van permanente al ataque, un doble pivot que marca y juega, tres enganches que intentan siempre, y un único punta que es más amigo de la gambeta que del gol. Dinamarca le cerró los caminos y lo presionó en mitad de cancha. Así el circuito de juego naranja no era claro. Quizás le falto mas audacia al equipó danés para ganarlo, como si no quisiera ganarlo. Después de un primer tiempo sin emociones llegaron los goles. Centro desde la izquierda de Robie Van Persie, cabezazo de Kuyt, rebote en la espalda de Poulsen y 1 a 0 para Holanda. Elia le dio mas agresividad al ataque holandés, y tras un tiro de él en el poste, Kuyt la empujó con el arco vacío.

Debut con victoria para la naranja mecánica, que espera confiado en lo mas alto del grupo mientras su figura trata de recuperarse. No le Robben la ilusión.

 

 

 

Al fin un poco de Honda

 

En otro partido que pintaba para empate, el delantero japonés le dio la victoria a su equipo con una exquisita definición sobre un desconocido Camerún.

 

Parece que este mundial no quiere armarse. Como si cuatro años no fueran suficientes para poder disfrutar de este espectáculo. A los encuentros aburridos que se venían presenciando se sumó éste. Japón y Camerún hicieron bostezar a los que se tomaron un tiempito para verlos. Inentendible el planteo del equipo camerunés con Eto´o de volante por derecha y con Geremi en el banco. Los asiáticos hicieron su negocio. Con un equipo que jugó a defenderse todo el partido y que dependió de algún destello de su nueva figurita: Honda. Y el delantero no falló. Bajó con clase un centro desde la derecha y ante la salida del arquero la toco por arriba. Fue lo único rescatable en otro partido para el olvido. Ojala mejoren.

 

 

 

 

EL fútbol Alcara…z

 

Italia y Paraguay protagonizaron un partido con mucha pierna fuerte y poco juego. Con nulas situaciones de gol los tantos fueron de pelota parada de Alcaraz y De Rossi. Dolor de ojos.

 

El catenaccio no es solo italiano señores. La azzura parece haber encontrado un competidor de lujo. Paraguay fue mas mezquino que los últimos campeones del mundo y ahí esta el resultado: un partido mal jugado y sin situaciones de gol. El equipo del tata Martino planteó un partido claro. Pelotazo de los defensores a los delanteros para que Barrios y Haedo Valdez se las arreglen. Italia, en cambio, intentó un poco más. Pero tampoco fue mucho. Así la única manera de romper el cero era de una pelota parada. Centro envenenado de Aureliano Torres, cabezazo impecable de Alcaraz y 1 a 0. Si, a Italia le estaban dando de su propia medicina. El segundo tiempo no cambió. Los europeos intentaron con Pepe y el ingreso de Di Natale pero no alcanzó. Hasta que una mala salida de Villar a la salida de un corner, le sirvió a De Rossi para empatar las cosas. Empate y no pidan mas señores. Si quieren ver fútbol este no era el partido.

 

 

Martes 15 de Junio de 2010-06-15

 

 

Les salió ovaladito * (nota de óle)

 

  Partido más que redondo para Nueva Zelanda. Los All Whites, criados bajo la sombra del rugby, sacaron con un centrazo un empate de la galera: 1-1 ante Eslovaquia, que mereció ganar. Pero… ¿Habrá pagado su gol en offside?

Como estarán cubiertos por la manta del rubgy que a su equipo de fútbol lo bautizaron All Whites… Como habrá sonado a hazaña su empate en el segundo tiempo de descuento que todavía, ese puñado de jugadores vestidos de blanco, no quiere abandonar el semivacío Royal Bafokeng de Rustemburg. Fue un punto de oro. Casi su primer punto en serio en el mundo Fifa, que los acoge en el 78° lugar del ranking. Y no es casual con sólo pegarle una miradita al plantel. Más allá de su  pobreza técnica, vale decir que dos de sus jugadores (Elliot y Mulligan) no tienen club y que otro, Andy Barron, actúa los fines de semana en el Wellington y, de lunes a viernes, es empleado bancario… Ni hablar de su técnico, Ricki Herbert, miembro del grupo que perdió los tres partidos que disputó en España 82 y que tiene como mayor recuerdo haberse quedado –en el intercambio- con la camiseta del brasileño Sócrates…

 

Así fue la vida internacional de esta selección, también conocida como los Kiwis, un compilado de historias personales y muy particulares que reaparecen y se realzan después de un centro (de Shane Smeltz, desde la izquierda) y un cabezazo in extremis (Winston Reid), en el segundo minuto de descuento. Si cayó en este Mundial fue porque Australia, el capo de Oceanía, se convirtió a la fuerza en asiático para ganar en roce, le liberó un cupo, y eliminó agónicamente a Bahrein en un Repechaje que tuvo a Fallon como autor del 1-0 decisivo y al arquero Paston, quien atajó un penal. Y si no tuvo muchas más chances de sobresalir, también tuvo que ver por la pobreza de sus competencias. Apenas si Nueva Zelanda salió de la isla para jugar contra los grandes en tres ediciones de la Copa de las Confederaciones. Y hasta el último partido, en Sudáfrica misma, hasta el aburrido 0 a 0 contra Irak, en los ocho partidos anteriores sólo había acumulado ocho derrotas y varias goleadas…Claro. Todo este prólogo jamás se hubiese escrito si Eslovaquia hubiera mantenido hasta el pitazo final del árbitro local Jerome Damon sus intenciones. Y el resultado, claro. La selección europea, escisión de la República Checa desde 1993 y debutante en Mundiales, sin mucho nombre salvo el defensa del Liverpool (que llegó con lo justo) Martin Skrtel y el compañero del Pocho Lavezzi en el Napoli, el picante Marek Hamsik, cumplió por encima de las expectativas. Arrancó sufriendo por que los neozelandeses atacaron, desde el vamos, a puro centro cruzado. Killen ganó de arriba seguido aunque sin puntería. Hasta que Eslovaquia se animó y se armó una sociedad –con Hamsik como tercero en discordia y Weiss, el hijo del técnico, para cerrar el póker de ases- para tener en cuenta. Stanislav Sestak por un lado y Robert Vittek por el otro. El primero acaba de descender con el Bochum en la Bundesliga alemana (fue compañero de Diego Klimowicz); el segundo, convirtió cinco goles en 12 juegos en el mediano Ankaragucu turco. Sin muchos flashes, igualmente, se encargaron de tocar, de buscarse, y de encontrarse. Así, entre los dos peladitos, construyeron el 1-0, aunque Vittek estaba un paso en offside con un testazo bien puesto que anticipó a un pobre Winston Reid. Pero el que Reid último, Reid mejor. Nueva Zelanda, en el complemento, y con la fórmula de siempre (léase, centro bombeado al área y a rezar), apenas se acercó al arco de Jan Mucha en el minuto 43’: Lockhead le dio con rosca y Smeltz la cabeza. Pasó cerca. Pero Reid fue a buscar. Apostó y ganó

 

El precio de ser Cristiano

 

Ronaldo sigue sin aparecer en Portugal y algunos ya hasta lo critican. Su equipo empató con Costa de Marfil en otro partido aburrido. Uno más y van.

 

A priori era un encuentro prometedor. Con el fixture en la mano era “el partido” de la primera fecha. Pero siguieron con la hegemonía que se viene dando a lo largo de este mundial. Nada de fútbol, nada de emociones, nada de nada. Portugal sigue sin agarrarle la mano a ese fenómeno mundial que se llama Ronaldo. Como si el astro del Real Madrid no encontrara su lugar en el equipo. De hecho hace poco mas de un año que no convierte para su selección. Costa de Marfil, un equipo que prometía, se encontró con la desgracia de su figura Drogba. La fractura en su brazo derecho hizo que el debut tenga que mirarlo desde el banco de suplentes. Con la lógica de perder con Brasil y ganarle a Corea este era el partido “definitorio”. Pero no pareció. Jugaron a no ganar. Y si seguimos así que el mundial termine ya.

 

 

 

YO  SEL  MUY ELANO

 

Sin un fútbol de alto vuelo, a Brasil le alcanzó para ganarle a Corea del Norte con goles de Maicon y Elano por 2 a 1. Prometía más…

A los pobres debuts de Inglaterra, Francia e Italia se le sumó el de Brasil. Pero todos sabemos como es esta historia. Primera ronda a media máquina y a full a partir de octavos. Esa parece ser la filosofía del Scrach que le ganó al trotecito al débil Corea. El equipo de Dunga parecía que iba a ganar el partido en algún momento. Por eso no se desespero, a lo Brasil. Toque prolijo, escaladas constantes de los laterales y algunos firuletes. Después de 45 minutos con el arco virgen Brasil se dispuso a ganarlo. Como si este tipo de partidos no le importaran. En una de las tantas combinaciones del tándem Elano-Maicon por derecha, el 7 hizo la pausa justa y lo habilitó en profundidad al defensor del Inter. Y el reemplazante de Cafú en la dinastía de la número 2 brasileña engañó a todos. Miró el área como si fuese a desenfundar un centro envenenado y metió un derechazo tremendo casi sin ángulo: golazo. Después siguió más de lo mismo, Brasil como sin ganas, Corea denfendiéndose, hasta que Elano mando a la red una habilitación preciosa de Robinho, la figura. Así juega Brasil señores, su mundial empieza en octavos.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: